El Comercio

Iván Álvarez.
Iván Álvarez. / LLANES

Iván Álvarez se incorpora al CAR de San Cugat becado por la Nacional

La sección de lucha del Grupo es un filón inagotable de jóvenes promesas. Si en la historia de la entidad de Las Mestas marcó el camino el internacional Alfredo Toledo y el olímpico Bernardo Martínez, junto a Iglesias y Raigón, ahora, en las últimas décadas, han surgido otras figuras como Luis Menéndez y Carlos Gilabert, que es el ejemplo hoy en día más claro. A ellos se suma ahora Iván Álvarez, quien el pasado fin de semana se despidió de sus compañeros de club para incorporarse al centro de alto rendimiento (CAR) de San Cugat.

El joven luchador grupista está becado por la Federación Española de cara a mejorar todos los aspectos técnicos en la modalidad de grecorromana. El gijonés alternará sus estudios de bachiller con los entrenamientos bajo la supervisión del seleccionador nacional, Óscar Sánchez.

Iván Álvarez practicó judo en edad escolar, pero encontró en este antiguo deporte olímpico su mejor versión en el arte del combate cuerpo a cuerpo. Este mismo año se colgó dos medallas de oro en los Campeonatos de España cadetes, en los que ganó todas sus peleas con autoridad. Ello sirvió para que los técnicos de la Nacional le convocarán de cara a potenciar sus excelentes cualidades de cara a formarle para los torneos más relevantes a nivel internacional.

Los éxitos de los talentos grupistas se reflejaron recientemente en que Luis Menéndez se ha convertido en uno de los fijos en el equipo nacional de sambo con el que compitió en europeos y mundial. Asimismo, Gilabert alcanzó la internacionalidad. Logró este año el oro en el Nacional Universitario y la medalla de bronce en el Estatal sub 23.