El Comercio

Paloma del Río participó en el Congreso Mujer y Deporte.
Paloma del Río participó en el Congreso Mujer y Deporte. / LUIS MANSO

«En los deportes hay que guardar silencios, no hace falta martillear al espectador»

  • «No creo que yo vaya a ver otros Juegos en España», afirma la especialista de gimnasia, natación sincronizada y patinaje de TVE

  • Paloma del Río Periodista

Durante quince años, fue la voz del Concurso hípico gijonés para Televisión Española. Siempre sacaba un rato para apostar en Las Mestas, pero asegura que nunca ganó nada. Eso sí, Paloma del Río (Madrid, 1960), tenía bien estudiados a los jinetes y caballos participantes, al igual que hace con cada deporte -es la voz en TVE de la gimnasia, la sincronizada y el patinaje artístico- del que le corresponde informar. La periodista, con ocho Juegos Olímpicos de verano y seis de invierno a sus espaldas, participó ayer en el Congreso de Mujer y Deporte celebrado en el Antiguo Instituto.

¿Queda mucho camino todavía para equiparar los éxitos deportivos femeninos a los masculinos?

Mucho, esta es una labor que ha empezado, tiene avances lentos, pero no hay que dejarlo. En el momento en el que no insistamos en que las mujeres deben tener ese reconocimiento, todo el trabajo que hicimos en los últimos años se vendría abajo.

¿Cómo se puede dar más cancha al deporte femenino?

Es una labor de personas, no de la empresa. Se trata de que haya alguien, dentro de un medio de comunicación, que se empeñe en que el deporte femenino debe tener su espacio. Que haya alguien interesado en darle importancia.

¿Se puede cambiar el gusto del espectador para que vea algún deporte menos habitual?

A la audiencia le ofreces lo que tú quieras ofrecer... Y la gente lo ve. Todos los deportes han empezado de cero. Por ejemplo el golf, cuando nadie sabía lo que era un 'birdie', empezó a jugar Severiano Ballesteros, entonces ofreces esa competición, que va aumentando de espectadores, y que van conociendo mejor ese deporte. Hay multitud de deportes y todos parten de cero, pero si no les das visibilidad, es difícil que la gente te demande aquello que no ve.

¿Qué tal ha ido su experiencia en los Juegos de Río de Janeiro?

Los peores que he vivido por falta de infraestructuras y medios fueron los de Atlanta 96. Y los de Río están similar o peor, porque no llegaron a tiempo para organizarlos bien. Tuvieron un problema de logística tremendo. Brasil es un país que, con su carencias, ha puesto toda la ilusión del mundo, pero no ha llegado. El transporte ha sido caótico y las distancias tremendas, no solo para los periodistas, también para los atletas.

¿Cree que veremos otros Juegos Olímpicos en España?

No creo. Es una pena, pero creo que al menos yo no los voy a ver, porque ya hemos comprobado en las tres candidaturas presentadas por Madrid (2012, 2016 y 2020) cuales son los intereses de los miembros del Comité Olímpico Internacional, que son quienes votan. Van a hacer dinero y al final piensan que han atinado dando los Juegos a una candidatura como la de Río, pero se han equivocado.

¿Cómo se las arregla para retransmitir una disciplina como la gimnasia, en la que se guardan tantos silencios?

En los deportes hay que guardar silencios. Por sí mismos se ven y no hace falta estar martilleando al espectador. En el caso de la gimnasia, tienes que explicar al espectador los movimientos que pueda desconocer, y aportar quién es el atleta, sus méritos y a lo que aspira. La televisión tiene la ventaja de la imagen, y si guardas silencio, nadie te echará de menos.