El Comercio

España defiende la legalidad de los triunfos de sus deportistas

  • La Agencia de la Protección de la Salud en el Deporte afirma que «no han vulnerado ninguna ley antidopaje»

La Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) defendió ayer que los deportistas españoles mencionados en las listas publicadas por el grupo de hackers rusos 'Fancy Bears' obtuvieron «correctamente las autorizaciones de uso terapéutico» y «no han infringido ninguna ley antidopaje». «Los deportistas españoles mencionados han cumplimentado de manera correcta los procedimientos exigidos por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) para la obtención de la autorización de uso terapéutico correspondiente», aseguró el organismo que dirige Enrique Gómez Bastida.

La AEPSAD reiteró que «en los casos de los deportistas mencionados» -el tenista Rafael Nadal y la nadadora Mireia Belmonte- «las autorizaciones de uso terapéutico fueron concedidas por las respectivas Federaciones Internacionales». «Una autorización de uso terapéutico (AUT) es un certificado que garantiza la normativa nacional e internacional y que permite al deportista el uso de medicamentos o métodos prohibidos, siempre que esté justificado por razones médicas y cumpla los requisitos establecidos por la normativa vigente», insistió la AEPSAD.

La agencia española condenó en un comunicado «estos ataques que tratan de desautorizar el sistema antidopaje e intentan sembrar sospechas sobre deportistas que han actuado conforme a la normas».

La reacción de la Agencia Española se produce después de que el grupo ruso que pirateó el sistema informático de la AMA hiciera pública el lunes una nueva relación de deportistas que consumieron sustancias prohibidas con exenciones de uso terapéutico, en la que figuraba el tenista Rafa Nadal.

La lista, con 26 nombres, es posterior a la publicada el fin de semana en la que se mencionaba, entre otros, a la nadadora Mireia Belmonte, doble medallista olímpica en Río 2016, donde se colgó el oro en 200 metros mariposa y el bronce en 400 metros estilos.

La respuesta de Nadal

Precisamente Nadal salió también al paso de la revelación de su nombre en la lista y explicó que «cuando pides permiso para tomar algo y te lo dan, ya no estás tomando nada prohibido», declaró. 'Fancy Bears' publicó las autorizaciones para uso terapéutico que recibió Nadal en 2009 y 2012 para tratar sus problemas de rodilla con betametasona (esteroide con propiedades antiinflamatorias) y corticotropina (hormona polipeptítica, usada como antiinflamatorio también).

«Nunca he tomado nada que mejore mi rendimiento, jamás. Si tomé esas sustancias fue porque los médicos creían que era lo mejor para mi rodilla», señaló el tenista. «El deporte no sólo tiene que ser limpio, sino también lo tiene que parecer. No podemos fallar a la gente que nos toma como ejemplo. Tenemos que ser un ejemplo positivo, ni negativo ni dudoso», añadió.