El Comercio

La leyenda de Bouzán continúa

La prueba disputada por el piragüista riosellano en Cerdeña.
La prueba disputada por el piragüista riosellano en Cerdeña. / E. C.
  • El riosellano consigue el título que le faltaba en el palmarés en aguas de Cerdeña

  • El palista logra hacerse con el Campeonato de Europa de Surfski (Oceans Racing) y con la Copa del Mundo de la especialidad

El deporte riosellano sigue de enhorabuena y no por casualidad. La calidad de sus deportistas así lo permite. El pasado fin de semana era el barranquista Jorge Núñez quien lograba un doble título europeo en descenso de cañones. Este miércoles fue el piragüista Walter Bouzán, quien emuló a su amigo al ganar en una misma prueba el Campeonato de Europa de Surfski (Ocean Racing) y la Copa del Mundo de la especialidad. El de Llovio conseguía así su primer título continental, el que le había negado la maratón en años anteriores. En la isla de Cerdeña, en la playa de Poetto de Cagliari, logró lo que le faltaba: coronarse como rey de Europa en el mundo de la piragua.

Desde que ganó su primer Sella como juvenil han pasado veinte años. En este tiempo, lo ha ganado todo. En su palmarés aparecen nueve títulos selleros -los siete últimos consecutivos junto a su inseparable compañero Álvaro Fernández Fiuza-, además de dos Mundiales de Maratón, tres subcampeonatos y una medalla de bronce. Como este año no pudo luchar por mantenerse en esa disputa -una avería en el timón le dejó fuera de Mundial y Europeo-, decidió apostar por otra de sus pasiones, el surfski. La jugada le salió perfecta. El que hasta ahora era mejor kayakista de mar en España dominó también el europeo, ganando a los mejores de la especialidad. Entre ellos, los frances Nicolas Lambert (2º) y Benoit Le Roux (4º) o el serbio Sasa Vujanic (3º). Ahora ya duerme tranquilo. Le faltaba un título continental y ya lo tiene. La leyenda continúa.

El 12 de noviembre se disputa la Maratón Internacional del Ardèche, pero aún no sabe si regresará a tierras galas para repetir el triunfo de 2014. Si se decide a viajar, lo hará junto a Álvaro Fernández Fiuza, décimo en el europeo de surfski y rodeado de ese grupo de piragüistas que han convertido la ría y la bahía de Ribadesella en un centro de alto rendimiento de piragüismo. Entre ellos, los cangueses Luis Amado Pérez, que fue quinto en Cerdeña después de finalizar noveno en el mundial de maratón, y su paisano Kiko Vega, que ocupó la undécima plaza en esa Ocean Racing European Championship de Cagliari.