El Comercio

El nuevo motor que mueve el Grupo

Jorge Fernández, Felipe Sánchez, Nacho Aybar y Jorge Martínez, junto a la secretaría deportiva del Grupo.

Jorge Fernández, Felipe Sánchez, Nacho Aybar y Jorge Martínez, junto a la secretaría deportiva del Grupo. / Paloma Ucha

  • El director deportivo Aybar, el coordinador Felipe Sánchez, el preparador físico Jorge Fernández y el psicólogo Jorge Martínez dirigen a 8.400 deportistas

La organización del deporte en el Grupo Covadonga toma un nuevo impulso con un equipo de trabajo que pretende planificar al mayor detalle toda la actividad existente.

El director deportivo Nacho Aybar, que desempeña su función desde 2002, contará con la ayuda de Felipe Sánchez, coordinador deportivo. Este cargo es una de las novedades más importantes de esta temporada y una de las apuestas más fuertes de la nueva directiva que preside Antonio Corripio. «El trabajar en equipo con Felipe será importante de cara a gestionar todo el deporte en el Grupo», señala Aybar, quien matiza que entre los dos tenemos que controlar la actividad federada, que cuenta con unas 2.400 licencias, y los 6.000 participantes de los cursillos».

El director deportivo se encargará del primer apartado y el nuevo coordinador deportivo, del segundo. Además, Felipe Sánchez jugará un papel importante en toda esa serie de cursos, que la pasada temporada estaban externalizados y que ahora el Grupo asumirá como propios gracias a la bolsa de trabajo que incorporará nuevos monitores.

«Desde mi entrada en junio, he tratado de ponerme al día para conocer bien la estructura del club, principalmente con reuniones con los jefes de sección y técnicos, aunque me ayudó mucho la experiencia que tuve hasta ahora llevando aquí la lucha», explica el coordinador deportivo.

Del mismo modo, comenta, dentro de lo que será su cometido, que «llevaremos una gestión directa de las actividades externalizadas, tratándolas de inculcar los valores grupistas». También le da importancia Felipe Sánchez «al aumento de los espacios, propiciado por la fusión con el Centro Asturiano, lo que permitirá aumentar la oferta deportiva y cubrirá la excesiva demanda de algunas actividades que exige al club buscar alternativas para dar un mejor servicio».

Otro de los retos que se ha marcado el coordinador grupista es el desarrollo de un plan de formación para los técnicos del club.

A este binomio fundamental que forman Aybar y Sánchez se suman dos piezas que ambos consideran claves: Jorge Fernández, responsable de la preparación física, y Jorge Martínez, encargado del área psicodeportiva.

El primero de ellos cubrirá un apartado destacado porque el papel de la puesta a punto de los deportistas cobra en el Grupo una especial importancia desde los 12 años. Y se pretende que los padres le den relevancia. Además, en este ejercicio se beneficiarán de la preparación física los nuevos equipos de voleibol masculino y baloncesto femenino.

Contacto con los padres

En cuanto a la labor que realizará el psicólogo, la secretaría deportiva tiene previsto este curso mantener reuniones con los tutores para intentar establecer objetivos, con el añadido de la transmisión de valores y la motivación del deportista, al que también se le tratará de ayudar si sufre algún tipo de problema, todo ello con una comunicación constante entre ambas partes.

El equipo de trabajo de la secretaría deportiva se completará con Astrid y Natalia, que se encargan de la gestión y tramitación de todo lo relacionado con la actividad grupista, al que se suma el apoyo que hará desde la administración Susi Penillas con los cursillos.

Otra de las novedades de la nueva estructura grupista será que los jefes de sección tendrán una nueva sala, que se ubicará en la grada de la piscina de 25 metros y en la que los técnicos podrán desarrollar sus labores organizativas.