El Comercio

Mil deportistas se enfrentan a la Storm Race

Preparativos de la prueba. / DAMIÁN ARIENZA.
  • La prueba extrema se disputará esta mañana sobre un circuito diseñado en la playa de Poniente

Un millar de participantes tomará la salida en la segunda edición de la Storm Race, que se disputará, a partir de las diez de esta mañana, en la playa de Poniente, lo que hizo que se agotaran todas las plazas previstas. La competición vuelve al arenal gijonés en medio de una gran expectación, tras el éxito que logró el pasado año en su debut en el calendario.

Los participantes tendrán que cubrir una distancia de seis kilómetros sobre un trazado diseñado en Poniente, donde tendrán que superar 28 obstáculos, con toda suerte de dificultades. Así las cosas, lo corredores tendrán enfrentarse a una gran variedad de dificultades como paredes verticales, tirolinas, pasar por debajo de alambradas electrificadas, realizar porteo de troncos y sacos, subir por cuerdas, saltar neumáticos y reptar por tubos, entre otras, para terminar superando un obstáculo de fuego.

La entrega, esfuerzo y entusiasmo serán los ingredientes que por iguales dosis tendrán que combinar los participantes para superar esta exigente prueba, en la que los participantes tendrán que tener una buena preparación para finalizarla con éxito. Habrá un tiempo máximo para realizar el recorrido de una hora y media.

Los participantes entrarán en competición a partir de la 10 horas, en tandas de 100 corredores, que tomarán la salida cada 15 minutos. La prueba élite arrancará a las 12.30 horas, de la que se espera que salgan los vencedores absolutos.

Los organizadores tiene previstas las categorías de general y de élite, en las que habrá clasificaciones individual, por parejas y por equipos, que estarán integrados por cinco corredores. También habrá una categoría júnior. Los tres primeros de cada categoría recibirán un trofeo.