El Comercio

Un quinto título mundial con tinte asturiano

La selección femenina, con Natasaha en el centro con el trofeo conquistado, disfruta de su hazaña.
La selección femenina, con Natasaha en el centro con el trofeo conquistado, disfruta de su hazaña. / FEP
  • La jugadora del Hostelcur Peke logró, a pase de la gijonesa Natasha, el gol que le dio a España el triunfo a pocos segundos del final de la prórroga

El quinto título mundial de la selección española femenina de hockey sobre patines tuvo tinte asturiano. La jugadora del Hostelcur Gijón María Díez, 'Peke', logró a escasos segundos del final de la prórroga, gracias a un magistral pase de la gijonesa Natasha Lee, el tanto que devuelve a España el Campeonato del Mundo que habían conquistado en 2008.

Asturias fue culpable directa en el éxito de las rojillas, puesto que en el combinado nacional contribuyeron también a la conquista del oro la también gijonesa Sara González Lolo y la lenense Marta Fernández Piquero, sin olvidar a la catalana Anna Casarramona, que esta temporada jugará en el Hostelcur Gijón.

La selección española realizó un gran primer tiempo que culminó con el tanto de Anna Casarramona a cinco minutos para el descanso, mostrando una gran solidez defensiva y controlaron del juego.

En la reanudación, Laura Puigdueta amplió la ventaja, con un tanto desde dentro del área. Las españolas estaban más cerca del título, pero Portugal puso emoción a la final con dos tantos, que corrieron a cargo de Marta Vieira y Marlene Sousa, que enviaron directamente el partido a la prórroga.

Y como ocurrió en la semifinal, el tiempo extra inclinó la balanza para la selección femenina al conseguir María Díez, 'Peke', el tanto que corona a España como la mejor selección a nivel mundial.

Al final del encuentro, el seleccionador nacional, Alejandro Domínguez, manifestó que «solo tengo agradecimiento a estas chicas que son extraordinarias y se lo merecen, porque hemos trabajado durante un año y ahora recogemos el fruto».

Natasha Lee, la más laureada

Con este título, Natasha Lee se convierte en la jugadora más laureada de la historia al contar con dos mundiales con la selección española. La gijonesa, que milita en el Voltregá, dijo al final del encuentro que «fue algo difícil tras el último Mundial, pero estuvimos siempre unidas y lo hemos demostrado».