El Comercio

Un oro cimentado en la amistad

De izquierda a derecha, Natasha Lee, Sara González, Anna Casarramona, María Díez y Marta Piquero.
De izquierda a derecha, Natasha Lee, Sara González, Anna Casarramona, María Díez y Marta Piquero. / GLF
  • Sara, Marta, Peke y Casarramona, del Hostelcur, y Natasha Lee dicen que «la unión del equipo fue clave» para ganar el Mundial

Las tres jugadoras asturianas y las dos que militan en el Hostelcur Gijón que acaban de proclamarse campeonas del mundo están aún en una nube después de haber conquistado en la madrugada del pasado domingo el quinto título mundial de hockey sobre patines.

Las gijonesas Natasha Lee y Sara González y la lenense Marta Piquero, así como las dos catalanas del citado club gijonés, María Díez, 'Peke', y Anna Casarramona, aterrizaron ayer en Barcelona desde Santiago de Chile. Solo la mencionada jugadora de Pola de Lena llegó anoche a Asturias. Todas tendrán como merecido premio una semana de vacaciones para incorporarse el próximo lunes a los entrenamientos del Hostelcur bajo las órdenes de María Fernández, 'Pulgui'. EL COMERCIO pudo contactar con ellas poco antes de volar a España a lo largo del día de ayer.

Natasha Lee, capitana de la selección y autora del pase del gol que logró Peke, dejó claro que «lo más importe fue el ansia de ganar que tuvimos, pese a que sabíamos que el partido iba a ser duro. Aunque se nos puso de cara, Portugal remontó».

La bicampeona del mundo añadió que «fue difícil, sobre todo tras el último Mundial, pero estuvimos unidas y lo hemos demostrado en la pista en un campeonato de mucho nivel y que además ha sido un espectáculo».

Por su parte, la también gijonesa Sara González subrayó que «para mí fue uno de los días más felices que recuerdo y, sobre todo, se ha cumplido un sueño que perseguía hace muchos años». Según la jugadora del Hostelcur, la clave radica fundamentalmente en que «somos un equipo en el que además de compañeras hay un grado muy alto de amistad y creo que se refleja en la pista».

La asturiana Marta Fernández Piquero, que llegó anoche a casa, no cabe más en su gozo, porque además debutaba en la selección española: «Es una experiencia que no se vive siempre y una recompensa al trabajo que hemos hecho estos últimos años».

Mientras, María Díez, 'Peke', la autora del tanto de oro, comentó que «hemos creído en la victoria desde el principio, sabíamos que era un partido difícil y en una final nunca sabes qué equipo va a ganar». Aún emocionada comentaba que «al final del partido no nos lo creíamos, porque es complicado pasar del noveno puesto del último Mundial al título».

Por último, Anna Casarramona, flamante fichaje del Hostelcur esta temporada, puso de relieve que «lo fundamental en nuestro triunfo fue que teníamos unas ganas de ganar que no nos las aguantábamos, pero sufrimos muchísimo después de que nos remontaron las portuguesas».

Salvo la jugadora del Voltregá Natasha Lee, que es la única que tiene dos títulos mundiales en su palmarés, las otras cuatro, que tienen en su palmarés el Europeo, se estrenaron en la competición más importante por selección. El que gana ahora de forma clara es el Hostelcur, que contará en sus filas con cuatro campeonas del mundo.