El Comercio

Ana Villanueva cruza el Estrecho

Ana Villanueva, con Tadeusz Golembiewski, Adrian Roszak y Grzegorz Monczak, tras realizar con éxito la travesía del Estrecho de Gibraltar.
Ana Villanueva, con Tadeusz Golembiewski, Adrian Roszak y Grzegorz Monczak, tras realizar con éxito la travesía del Estrecho de Gibraltar. / E. C.
  • La grupista logró cubrir con éxito la travesía entre Tarifa y Marruecos, tras un intento fallido por las adversas condiciones de la mar

La grupista Ana Villanueva no pone límites a sus desafíos. Si a mediados del mes de agosto levantaba la admiración de todos los aficionados al concluir con éxito la travesía de Alcatraz, prueba que se disputa entre la antigua prisión y San Francisco, el pasado domingo se aventuró a cruzar el Estrecho de Gibraltar. Y una vez más, la gijonesa superó con éxito esta prueba extrema, con la que nadadores de todo el mundo unen deportivamente el viejo continente con el africano.

La gijonesa invirtió un tiempo de en 4h15 en completar los 16,6 kilómetros de que constó la travesía, en la que se zambulló en la isla de Las Palomas, en Tarifa, para concluir en Punta Cires, ya en tierras marroquíes.

La deportista del Grupo Covadonga realizó la prueba en compañía de los nadadores polacos Tadeusz Golembiewski, Adrian Roszak y Grzegorz Monczak. No obstante, la experiencia no estuvo exenta de dificultades e incluso de una tentativa abortada en la jornada previa, en la que tras media hora en luchando en la gélidas aguas del estrecho, la organización les obligó a abandonar el intento ante el mal estado de la mar, que ponía en peligro la seguridad de los deportistas.

El domingo mejoraron las condiciones para realizar la travesía y la Asociación Cruce a nado del Estrecho de Gibraltar (ACNEG), entidad que organiza y da fe de las personas que logran con éxito superar la prueba, le dio luz verde. La gijonesa afrontaba así esta travesía a caballo entre lo deportivo y una arriesgada aventura.

Tregua de la mar

La niebla y el oleaje dieron tregua al día siguiente y la gijonesa de nuevo se hizo a la mar con los deportistas polacos. Realizaron la travesía a buen ritmo y lograron concluirla sin demasiadas incidencias, a pesar de que las previsiones no eran de todo optimistas.

Cabe destacar que la ACNEG solo permite realizar la prueba en grupos de 4 personas como máximo. Por ello, cuenta con una lista de espera muy numerosa, ya que la travesía del Estrecho de Gibraltar solo se puede realizar entre los meses de mayo a octubre, debido a las fuertes corrientes y el viento que hay en la zona el resto del año.

Las condiciones también juegan malas pasadas, por lo que hay que disponer de un buen número de días para afrontar con éxito la prueba, ya que la mar pueden ser muy cambiantes y, aunque haya buenas previsiones, pueden variar en cuestión de horas y hacer imposible la travesía.

Ana Villanueva con este nuevo éxito pone el mejor broche a una temporada cargada de buenos resultados, en la que la fuga de Alcatraz y el travesía al Estrecho de Gibraltar fueron los más mediáticos. También se la pudo ver en el circuito de la especialidad de la ciudad, que a modo de preparación, le llevó a alcanzar su principales reto durante esta campaña.