El Comercio

Tyson Fury reconoce que es «maniaco depresivo»

El campeón británico de boxeo de los pesados Tyson Fury.
El campeón británico de boxeo de los pesados Tyson Fury. / EFE
  • «Llevo todo este tiempo bebiendo y consumiendo cocaína de lunes a domingo y poniéndome gordo como un cerdo. Lo único que me ayuda es beber hasta perder el conocimiento», señaló

El campeón mundial del peso pesado, el británico Tyson Fury, ha revelado que es maniaco depresivo y que en los últimos meses se ha refugiado «en la cocaína y el alcohol» para superar una profunda depresión que le ha llevado a tener «pensamientos suicidas». En una entrevista con la revista británica Rolling Stone, Fury, de 28 años, que a finales de noviembre del pasado año le arrebató en Dusseldorf (Alemania) el título mundial al ucraniano Wladimir Klitschko ha asegurado que es «maniaco depresivo» y que no pisa un gimnasio desde mayo.

«Llevo todo este tiempo bebiendo y consumiendo cocaína de lunes a domingo y poniéndome gordo como un cerdo. Lo único que me ayuda es beber hasta perder el conocimiento», señaló.

El pasado mes de julio, el boxeador de Wythenshawe (norte de Inglaterra) rechazó la propuesta de revancha con Klitschko alegando un esguince de tobillo, y ésta se pospuso para este 29 de octubre en el Manchester Arena. Sin embargo, el combate también fue cancelado hace dos semanas y sin justificación.