El Comercio

Las cuatro campeonas del mundo ya piensan en la Liga

Casarramona, Peke y Sara, ante un grupo de aficionadas.
Casarramona, Peke y Sara, ante un grupo de aficionadas. / UCHA
  • Las jugadoras del Hostelcur Peke, Sara y Casarramona llegaron ayer a Gijón y se suman a Marta, homenajeada en Pola de Lena tras una semana en Asturias

El póquer de jugadoras del Hostelcur que se proclamó campeón del mundo en Chile se encuentra ya en Asturias. La gijonesa Sara González y las catalanas María Díez, 'Peke', y Anna Casarramona llegaron ayer a Gijón y fueron recibidas a las puertas del polideportivo de Mata-Jove por un nutrido grupo de aficionados.

Marta Piquero, la cuarta componente del conjunto fabril, que aterrizó el pasado lunes en el Principado, efectuó ayer el saque de honor en el partido entre el Lenense y el Ceares, que se disputó en el campo Apptelo Sotón de Pola de Lena.

Todas ellas, que hoy ya se entrenarán bajo las órdenes de María Fernández, 'Pulgui', tienen aún en su cabeza las imágenes del quinto título mundial español, aunque ya piensan en la OK Liga, que comenzará para el Hostelcur el sábado en casa ante el Cerdanyola.

Sara González, que descanso unos días en Mallorca, asegura que «toda la semana recordé lo conseguido en Chile, pero ahora hay que pensar en la Liga». Añade que el equipo, con cuatro campeonas del mundo, «no tendrá presión para lograr títulos, porque lo importante es, tras conseguir el sueño del Mundial, disfrutar nosotras y que la afición se lo pase bien, aunque hay potencial para pelear por todo».

Por su parte, María Díez, 'Peke', que logró el gol que valió el quinto Mundial para España, explica que «no me pude quitar durante la semana la imagen de la cabeza del tanto que conseguí, porque es un sueño conseguir algo así». Ahora en Gijón, la catalana afirma que «tiene muchas ganas de que empiece la Liga el sábado, porque creo que tenemos un equipo muy competitivo y una gran entrenadora como Pulgui, con la que podemos conseguir muchas cosas», aunque lo primero, afirma, será «ganar al Cerdanyola».

Mientras, Anna Casarramona, el fichaje 'estrella' fabril, destaca que «vengo muy llena y muy vacía de una semana fantástica de celebraciones, porque ya no estoy con toda la gente que conseguimos el Mundial, pero aquí tenemos una buena representación y el proyecto del equipo es ilusionante, con cuatro campeonas del mundo, por lo que ya tengo ganas de debutar».