El Comercio

Rugby

Los All Blacks entran en la categoría de leyenda

Kieran Reid.
Kieran Reid. / COLPISA/AFP
  • La única racha similar se logró en Chipre (24 victorias), pero en categorías inferiores

Los neozelandeses de Steve Hansen entraron este sábado en la historia del rugby, firmando la más larga serie de victorias consecutivas jamás lograda, una prueba más que certifica que los All Blacks son uno de los mejores equipos de la historia.

Bicampeones del mundo, en 2011 y 2015, los neozelandeses superaron este sábado a Australia (37-10) para establecer la nueva marca. La imparable maquina liderada por el capitán Kieran Read, sucesor de Richie McCaw, pasó por encima de sus vecinos oceánicos en la capital.

El Eden Park de Auckland, donde los All Blacks no pierden desde 1994 (contra Francia) era el mejor marco posible para hacer historia. Desde antes del comienzo, con un haka más intenso aún de lo habitual, los neozelandeses dieron a entender que ese partido no se les escaparía.

"Nos merecemos haber batido el récord. Estamos muy orgullosos de nosotros", comentó Read al final del choque.

La resistencia australiana duró cerca de una hora. Todo un éxito para un equipo que fue barrido en los dos partidos del Rugby Championship (42-8 en Sydney y 29-9 en Wellington). Los Wallabies pudieron haber empatado en el minuto 46, pero el ensayo de Speigt fue anulado por una obstrucción que detectó el video. La lógica se impuso en el tramo final gracias especialmente a Julian Savea, autor de los 44º y 45º ensayos de su carrera.

El logro de los All Blacks adquiere mayor valor aún al haberse certificado en un momento de relevo generacional. Además, estuvo sustentado por victorias memorables, como la lograda ante Sudáfrica en el último Rugby Championship (57-15), conquistado con una media de 45 puntos por partido.

Después del segundo título mundial consecutivo, en 2015 en Inglaterra, los All Blacks perdieron a varios de sus puntales, como el capitán McCaw, o el genial Dan Carter. Pero los sucesores Beauden Barrett y Read crecieron en un equipo campeón, y han sabido asumir la responsabilidad.

"Continuaremos preparándonos para los próximos desafíos y mirando hacia adelante", anunció el capitán de los All Blacks, apuntando ya a la gira de noviembre por el hemisferio norte.

Irlanda, Italia y Francia serán los tres próximos retos de Nueva Zelanda. Si ninguno de los tres logra detener la racha victoriosa, el próximo en intentarlo será Inglaterra.

Nueva Zelanda aspira ahora a alcanzar los 24 triunfos consecutivos de Chipre, logrados entre 2008 y 2014, pero en categorías inferiores, a años luz de Nueva Zelanda.

Temas