El Comercio

Una celebrada oficialidad

Dermott Lennon, ganador del Gran Premio SabadellHerrero en el Concurso de Saltos Internacional Oficial (CSIO) de Gijón 2016 en Las Mestas.
Dermott Lennon, ganador del Gran Premio SabadellHerrero en el Concurso de Saltos Internacional Oficial (CSIO) de Gijón 2016 en Las Mestas. / DAMIÁN ARIRENZA
  • La hípica asturiana considera «una gran noticia» que Gijón mantenga la 'O' en su Concurso de Saltos en la edición de 2017

«Una gran noticia». Fue la frase más pronunciada por los protagonistas de la hípica asturiana, que mostró una alegría unánime tras el anuncio de que Gijón mantendrá el carácter oficial de su Concurso de Saltos en 2017. La confirmación de la Federación Ecuestre Internacional (FEI) puso fin a más de cuatro meses de incertidumbre y otorgó un aliciente más al prolongar un año más la continuidad de la Copa de Naciones en Las Mestas.

«Acogemos la noticia con mucha satisfacción porque un año más el concurso seguirá siendo oficial y tendrá Copa de Naciones. Lo afrontamos con ganas de incorporar novedades al concurso», explica el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Gijón, Jesús Martínez Salvador, que subraya el peso histórico de un evento que el próximo verano cumplirá tres cuartos de siglo de vida. Una longevidad que «da cuenta de una experiencia organizativa y un público fiel que acude cada año en masa a Las Mestas», según señala el edil, convencido de que el evento en la ciudad seguiría siendo «de primer nivel» con o sin 'O'.

«Es un concurso que, además de tener un nivel competitivo muy alto, es de los más seguidos de todo el mundo a nivel de visitantes. Por tanto, era muy importante para nosotros que siguiera siendo de primer nivel y esto lo confirma», indica Jesús Martínez, que indica que el Patronato Deportivo Municipal realizó «todas las gestiones que estaban en nuestra mano para que se mantuviera la oficialidad». «Al final se consiguió y estamos muy contentos», añade para refrendar una visión mayoritaria dentro de los protagonistas del evento que se celebra cada verano en Las Mestas.

«Es una buena noticia para todos. El concurso no iba a perder nivel de todas formas, pero me parece importante mantener la prueba por equipos, que es muy atractiva para los jinetes y el mundo de la hípica en general», confiesa respecto a la disputa de la Copa de Naciones el avilesino Gerardo Menéndez, que no oculta su ilusión por «representar el año que viene al equipo nacional en Asturias». Un aliciente que también reconoce Sergio Álvarez Moya. «Al público le gusta tener la prueba aquí y a mí, disputar la Copa de Naciones en casa», expresa el flamante campeón de España, que siempre ha mostrado su confianza en el buen nivel de los jinetes que se darán cita el próximo verano en Las Mestas independientemente del carácter oficial del Concurso.

«Siempre es bueno y creo que es una gran noticia. Aunque más que la preocupación generalizada de que sea oficial o no, que es importante porque tenemos una Copa de Naciones, los jinetes se mueven por la calidad y la cantidad de premios que se tenga», sostiene Julio Arias, que aboga por seguir trabajando para hacer más atractivo un concurso que Álvaro Arrieta, una de las piezas claves en el engranaje de la empresa Oxer, describe como «sano, sólido y con buen público». Arrieta, que veía «una buena oportunidad de modernizar» el evento en caso de recibir una respuesta negativa de la FEI, confía en la experiencia de la organización: «Son ya muchos años. Se sigue con la tradición de que haya una buena competición por equipos».

«Un sitio maravilloso»

Esa permanencia de la Copa de Naciones en Las Mestas permitirá saltar como anfitrión al conjunto español capitaneado por Marco Fusté, que considera «muy positivo» el marco competitivo. «Gijón es muy buen sitio, maravilloso, siempre es bonito saltar en casa», explica con satisfacción. Un estado de ánimo también presente en el discurso del jinete Leonardo Medal.

«Al concurso le va a dar un plus de calidad. A Gijón siempre le viene muy bien porque le garantiza la participación de muy buenos jinetes. De lo contrario, tendrías una competencia muy directa con los concursos que tienen una gran dotación económica», expresa el jinete gijonés, que alude a unos premios que el presidente del CHAS, Jesús Kocina, espera que se potencien. «Desgraciadamente, nos guste o no, lo que marca el nivel son los premios», expone el máximo dirigente de la entidad hípica, satisfecho de que no se haya perdido el carácter oficial.

Ese sentir también lo expresa Arturo Zaragoza, de la yeguada Fombona, que espera que los meses de incertidumbre sobre la oficialidad del concurso en Gijón sirva de acicate para que el Ayuntamiento siga apostando por su deporte. «Las instituciones tienen que levantar la afición por la hípica, como sucede en Francia y otros países», explica antes de calificar como «una estupenda noticia» la confirmación de que Asturias volverá a contar con un CSIO en 2017.