El Comercio

La Curtidora vuelve a jugar en casa, ante el Collado Villalba

  • El equipo de Dani Berrio no puede fallar en la visita del colista, que aún no conoce la victoria

Con un calendario que no era habitual, por cuarta semana consecutiva el equipo de Primera División Nacional de La Curtidora juega en casa, en este caso en su 'destierro' de La Magdalena porque las obras en Los Canapés se prolongan. El Collado Villaba, desde las 20.30 horas, será el rival de las avilesinas, que tras ganar de ley al también madrileño equipo del Rivas Ciudad del Deporte, hoy tiene una buena oportunidad de doblar victoria frente a un rival que cierra la clasificación sin puntuar tras perder sus cinco partidos anteriores.

El Collado Villalba es uno de los equipos más jóvenes de la categoría, y a pesar de no haber ganado ninguno de los cinco partidos disputados, los informes que llegan al club avilesino hablan de una línea ascendente, con buenos partidos y derrotas ajustadas frente a la Universidad de Burgos hace tres semanas y la semana pasada frente a la Universidad de León, llegando hasta el punto 28 en los dos últimos sets.

Ante esos números Dani Berrio ha insistido por semana en necesidad de no confiarse y la obligación de ofrecer en la cancha el nivel de intensidad con el que sus jugadoras ganaron hace siete días a un equipo que marcha por delante en la clasificación.

Para este partido en el exilio del Polideportivo de La Magdalena, Dani Berrio tendrá realizar un descarte ya que cuenta con 13 de las 14 jugadoras de la plantilla tras recuperar a Lucía Cerra y tener ya al cien por ciento a Patricia Franco y Ana María Sánchez tras reaparecer la semana pasada. Tan solo es baja por lesión Celia Flórez, que no ha podido jugar ningún minuto esta temporada con La Curtidora, que hoy buscará su cuarta victoria.