El Comercio

La candidata Ana Palacios, en el Chas.
La candidata Ana Palacios, en el Chas. / PALOMA UCHA

«Se necesita gente joven que sepa lo que es este mundo»

  • «Hay que ir a los colegios y que desde muy pequeños se vinculen a la hípica, porque con niños montando empieza a girar la rueda»

  • Ana Palacios.Candidata a la presidencia de la Federación Hípica Asturiana

Autodenominada como la «presidenta del cambio», Ana Palacios (Oviedo, 1986) pretende convertirse en la primera mujer al frente de la Federación Hípica Asturiana. Con su experiencia en competición y su formación académica como periodista, quiere efectuar una profunda remodelación en la Territorial para acercar su deporte a los más jóvenes.

-Llama la atención que alguien tan joven quiera situarse al frente de una Federación.

-Monto desde los cinco años. Siempre estuve en los concursos y la hípica me lo dio todo. Cuando era pequeña iba a concursos para jóvenes y había 200 caballos, con un gran ambiente. Ahora está todo muy parado, nadie se movía para intentar convencer a los niños. Viendo el inmovilismo y creyendo que la Federación está atrasada, hablé con varios jinetes y decidí presentarme para cambiar el panorama. Tengo una hija pequeña y lo que quiero es que disfrute lo que yo viví.

-En un deporte con tanta paridad entre sexos, ¿ya toca una amazona al frente de la hípica asturiana?

-Sí, toca una amazona y una mujer. La federación tiene que estar en manos de los deportistas, porque somos conscientes de las necesidades que hay. Se necesita gente joven, que sepa lo que es este mundo.

-¿Qué puede ofrecer Ana Palacios?

-Hay que ofrecer más concursos. Concursos de calidad e incidir en la promoción, especialmente a través de la base. Captar niños, ir a colegios y que desde muy jóvenes se vinculen a la hípica. En nuestra propuesta está organizar competiciones escolares y Juegos Ecuestres, pero, sobre todo, integrar las tres disciplinas de la hípica en esto. Siempre se tira todo al salto y habrá niños a los que no les guste el salto, pero sí la doma o el raid. Queremos conjugar todo esto, que tengan la posibilidad de elegir.

-La idea global de su propuesta es acercar el caballo a la sociedad.

-Claro. Que se conozca bien el mundo del caballo. Con niños montando comienza a girar la rueda y a partir de ella llegan otras aspectos como la mejora del concurso, la compra de los caballos...

-En su proceso de cambio juega un papel importante la comunicación.

-La gente está como apática. Vamos a realizar comisiones, equipos de trabajo, 'newsletter' para que se vea lo que ocurre en nuestro deporte con regularidad. Hay que renovar la web constantemente. Quiero que todos los concursos salgan en los medios y para eso hay que enviar notas de prensa y hacer más presentaciones.

-Demanda mayor transparencia.

-Tienes que ver lo que se hace. La Federación la entiendo como una entidad que tiene que dar apoyo y organizar cosas. Lo que no puede ser es que pagues y si te he visto no me acuerdo.

-Pretende mejorar la financiación a través de subvenciones. ¿Ve realista que en plena era de recortes puedan progresar por esa vía?

-La Federación no tiene muchos recursos económicos a día de hoy, pero no puedes quedarte sentado esperando a que lleguen. Hay que salir a la calle a buscar patrocinadores. Si ofreces cosas buenas y las grandes empresas lo ven, te respaldarán. No se necesitan grandes sumas de dinero para hacer lo que queremos poner en marcha. Se necesita voluntad y ganas de trabajar por el deporte.

-Gijón seguirá teniendo un concurso oficial, ¿confía en que la incertidumbre sobre esa 'O' haya servido como acicate para mejorar?

-El concurso de Las Mestas es importante. Tiene que ser un CSIO siempre y lucharemos por ello. También creo que esas instalaciones tienen que ser ocupadas más en el ámbito hípico. Se puede llegar a acuerdos con el Ayuntamiento para ello.

-¿Qué opina de El Asturcón?

-Hizo mucho daño a la federación porque se perdieron muchísimas licencias. Quiero retomar las conversaciones que hubo y luchar por los intereses de la hípica en la región. Creo que está muy complicado, pero se intentará apoyar.