El Comercio

Julio García no toca techo

Julio García, radiante, con su medalla y trofeo, ayer, en Oviedo.
Julio García, radiante, con su medalla y trofeo, ayer, en Oviedo. / m. r.
  • El mierense se proclama campeón del mundo de press banca y establece un nuevo récord

  • El haltera asturiano había acudido a la cita de tierras británicas con una pequeña lesión que le había impedido entrenarse con normalidad

El asturiano Julio García acaba de lograr un nuevo reto en su ya extensa carrera deportiva. El levantador mierense ha añadido un nuevo título a su extenso palmarés deportivo. Un campeonato de mundo que además llega acompañado de un nuevo récord después de levantar un peso de 242,5 kilogramos.

García acaba de llegar al Principado procedente de la localidad inglesa de Aldershot, donde se disputaron los Campeonatos del Mundo de press banca y donde revalidó el título de campeón absoluto de la prueba después de conseguir batir el récord que él mismo había establecido hace ahora un año en Oporto. En la ciudad portuguesa el haltera afincado en Oviedo había establecido el récord mundial en 238 kilogramos de peso.

De este modo, Julio García, que en el esfuerzo sufrió una rotura de 2,5 centímetros en el pectoral, de la que ya se está tratando en la Clínica Ordóñez, amplía el récord mundial en cuatro kilogramos y medio.

Hay que destacar que el asturiano había acudido a la cita de tierras británicas con una pequeña lesión que le había impedido entrenarse con normalidad en las semanas previas. «Fue muy, muy duro, creí morirme, pero ya no podía volverme atrás», comenta el propio Julio. Y es que el último día de competición, después del pesaje, el asturiano notó que algo no iba bien: «Me asusté tanto que le pedí a Dios que no me diese algo con el esfuerzo».

En esas últimas horas antes de la gran cita, su mujer Gemma se convirtió en una persona fundamental para Julio. «Con mis 161 kilogramos de peso, ella tenía que ducharme e incluso atarme los playeros. Por eso este título es de ella», hace hincapié el mierense.

De este modo y después de conseguir treinta campeonatos de España, cuatro campeonatos de Europa y siete campeonatos del mundo durante los últimos quince años, este último título cobra especial importancia para el levantador mierense.

Desde su llegada a Asturias, Julio García ha recibido multitud de homenajes. El sábado realizó el saque de honor en el partido que enfrentó al Oviedo Rugby y al CRAT La Coruña, en el campo de El Naranco, y al día siguiente, el mierense, reconocido oviedista, estuvo presente en el palco del Carlos Tartiere, donde fue testigo del triunfo del Real Oviedo frente a la Gimnástica de Tarragona y donde recibió un cálido homenaje.

El presidente del Real Oviedo, Jorge Menéndez Vallina, felicitó al campeón, se interesó por sus últimas competiciones y próximos planes y le hizo entrega de una camiseta oficial del club con el nombre de Julio García.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate