Pesca

Los ríos se quedan sin pescadores

En el río Narcea, la Asociacion de Las Mestas se dedicó ayer a limpiar parte del río.
En el río Narcea, la Asociacion de Las Mestas se dedicó ayer a limpiar parte del río. / MESTAS DEL NARCEA
  • La apertura de la temporada del salmón hoy en la modalidad sin muerte apenas tiene reclamo para aficionados y ribereños en Asturias

La temporada salmonera en los ríos asturianos levanta el telón sin apenas expectación. La modalidad de pesca sin muerte no ha resultado muy atractiva en los últimos años y la presencia de pescadores y ribereños en las distintas cuencas fluviales a lo largo del día de hoy será casi testimonial.

La venta de cotos por parte del Principado para practicar esta especialidad resultó prácticamente nula. Así las cosas, se repetirá la historia de las campañas precedentes, en las que el colectivo no tuvo más remedio que aguardar con impaciencia el momento en que ya se puede dar muerte al denominado 'monarca' de los ríos, con la correspondiente captura del campanu.

Y es que el primer salmón de la presente temporada se podrá echar a tierra el 16 del próximo mes de abril. Por lo tanto, serán 29 días de espera y de mucha tranquilidad en las riberas del Narcea y Sella, los dos principales reclamos, ya que en el Cares, Esva y Eo la modalidad sin muerte apenas tiene incidencia.

Donde sí se verán cañas en esta jornada inaugural será en los ríos Aller, Caudal y Lena, así como en la parte alta de Cangas del Narcea, donde la trucha será el objetivo de los pescadores. Se abre la veda para esta especie y para el reo, cuyos cupos este año se reducen de seis a ocho.

Durante el día de ayer la actividad se redujo a limpiar el río y sus accesos. En el Narcea, los miembros de la Asociación Las Mestas, el mayor colectivo de pescadores en el Principado, habilitaron las zonas de pesca como La Barquería, que es sin muerte, así como la parte del Desastres, una de las partes más frecuentadas de esta cuenca fluvial.

Entre las novedades de la normativa, que no ha tenido cambios importantes esta campaña, figura que la pesca con muerte se adelanta este curso una semana con respecto a 2016. Otro aspecto a tener en cuenta será que del 16 de junio al 15 de julio es obligatorio devolver el salmón al río si tiene más de 75 centímetros de cara a que queden reproductores en el río con vistas a que haya a recuperar la población.

Los ríos asturianos, a excepción de un crecido Sella, presentan un magnífico aspecto, con un buen nivel de aguas. Salvo que llueva en estos primeros meses de la campaña, el caudal parece que no será suficiente para mayo y junio, el tiempo de más afluencia.