Las jugadoras de baloncesto del colegio San José.
Las jugadoras de baloncesto del colegio San José. / P. CITOULA

El Torneo Inmaculada alcanza una edición más sus objetivos

  • La competición jesuita, que dominaron los equipos vascos del Indautxu, se desarrolló en un ambiente de gran deportividad

El XXXII Torneo Infantil Inmaculada cumplió una vez más su objetivo de fomentar los valores del deporte a medio millar de escolares que se reunieron un año más para disfrutar con su disciplina favorita. Y la cita tuvo de nuevo un alto nivel al congregar a varias de las mejores canteras del norte de España, que a corto plazo serán los campeones del futuro.

En el plano deportivo, los equipos del Indautxu de Bilbao fueron los grandes dominadores al ganar dos de los cuatro títulos en juego y sumar también un subcampeonato.

El equipo vasco se hizo con la victoria en baloncesto femenino al derrotar en la final al Tabirako de Durango, por 52-35. El tercer puesto fue para los anfitriones del Inmaculada que ganaron a Nuestra Señora del Recuerdo de Madrid, por 66-50.

También ganaron los bilbaínos en baloncesto masculino, tras imponerse al conjunto extremeño del San José, por 59-45, mientras que el Gijón Basket cerró el podio al imponerse al Tabirako, por 58-54.

Por su parte, el Recuerdo de Madrid se impuso en la final de fútbol al Indautxu, por 1-0, mientras que El Salvador de Zaragoza venció al Inmaculada Gijón por 4-1, en el partido por el tercer puesto.

En voleibol, un deporte que se ha consolidado en las últimas ediciones del torneo jesuita, el San Ignacio de Oviedo fue el campeón tras derrotar en el partido por el título a La Calzada por 3-0. La tercera posición fue para el equipo madrileño de Nuestra Señora del Recuerdo, que se impuso al Inmaculada Gijón por 3-2, tras un intenso encuentro.

En lo que se refiere a la competición de judo, la victoria fue para La Calzada, que superó por escaso margen a los judocas del Grupo Covadonga. El Inmaculada fue tercero y Judo Gandoy, cuarto.

El director del colegio jesuita de Gijón, José Guerrero, presidió una multitudinaria entrega de trofeos, en la que estuvo acompañado por Antonio Morales y Juanjo Cachero, presidentes de las territoriales de voleibol y baloncesto, así como por Jorge Buergo, de la Federación de Fútbol.