El Comercio

«Todos somos uno»

  • Pablo Méndez, responsable de la sección, asegura que la clave del éxito del cadete femenino se debe a que «somos una gran familia»

El Grupo Covadonga del voleibol sumó el domingo otro éxito con el título nacional cadete femenino a sus ya brillantes resultados de la temporada. Buena culpa de ello la tiene Pablo Méndez, técnico del conjunto y actual responsable de la sección grupista. No son, a su juicio, un simple equipo de voleibol. Son mucho más. «Todos somos uno», afirma. Su palmarés se debe al enorme compromiso y a la fuerte unión entre técnicos y jugadores.

«Las chicas se entrenan mucho y muy duro, como si fueran profesionales», asegura Méndez. Gracias a este gran esfuerzo y dedicación, hace hincapié el técnico grupista, el conjunto cadete femenino se convirtió en el mejor plantel de España de la categoría tras derrotar al Fell Volley Alcobendas por un claro 3-0.

«Estoy sorprendido con el duro trabajo de las chicas». Lo asegura el técnico Pablo Méndez. El equipo logró la recompensa a su duro trabajo a lo largo de la temporada con jóvenes jugadoras que se dejaron la piel como buenas profesionales para alcanzar el título de campeonas nacionales. Las jugadoras, que «aún no salen de su asombro», se muestran incluso sorprendidas por el resultado conseguido para cerrar la temporada. «Se están todavía haciéndose a la idea de que son campeonas», afirma el técnico del equipo, orgulloso por la complicidad y el rendimiento de las jóvenes promesas tras enfrentarse a una dura competencia ante el Club Volei Solley.

Pese a su incorporación con la temporada ya en marcha, Pablo Méndez aún se mantiene sorprendido con el rendimiento del conjunto, que tuvo que adaptarse también a un nuevo modelo de juego. «Esta generación rebosa constancia y ganas de asumir todo el éxito que han abarcado», afirma el jefe de la sección grupista.

Como técnico y responsable, considera que el futuro de la cantera llega marcado por las nuevas generaciones que vienen cada año con más ganas de aportar el cien por cien a esta disciplina. «Somos más de 260 entrenando y cada año las chicas vienen más interesadas por el deporte», asegura Pablo Méndez, que, tras saborear este reciente titulo con las cadetes, ve complicado repetir tal reto las próximas temporadas. «Se intentará todo lo posible para repetir el éxito del equipo», declara el entrenador, que, no obstante, apuesta por el futuro del plantel femenino y recuerda también «la tercera posición del equipo juvenil y la séptima posición del infantil en el Nacional».

Además, Méndez ve posibilidades en un futuro de que el voleibol grupista tenga presencia en la Superliga, una opción que el Grupo recientemente rechazó debido a su invariabilidad tanto por temas económicos como deportivos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate