«Estoy alucinado y triste con lo que pasa en Cataluña»

V. M. R.

-Faltan tres años para los Juegos de Tokio, pero la carrera por las medallas empieza mucho antes.

-Yo de momento voy a intentar meterme en alguna de las distancias olímpicas. Iré a la que más pueda aportar. De momento está todo muy verde. Mi intención es entrar en el K4 y, si no, lo intentaré en el K1. Hay unos selectivos y a partir de ahí puede pasar de todo: que no entre en ninguna, que entre solo en una o que entre en las dos. El que mandará es el cronómetro.

-Lleva muchos años viviendo en Gijón, pero usted es catalán. ¿Cómo está viviendo desde la distancia el conflicto político en su tierra?

-Soy catalán, tengo a toda mi familia allí y me siento catalán. Mi mujer y mis hijas están en Asturias y me siento también español. Además, soy policía nacional y me siento orgulloso de serlo. Tengo que medir muchos mis palabras, pero estoy alucinado y triste. Espero que se restablezca la ley y que esta locura termine, porque nos están llevando a un callejón sin salida. Quiero aprovechar para dar mi apoyo a los policías nacionales y guardias civiles que están trabajando allí.

Fotos

Vídeos