«El Belenos no para de crecer y espero que se animen a jugar muchas más chicas»

Marina Duque posa con un oval durante un entrenamiento de esta semana en La Toba 3. /  MARIETA
Marina Duque posa con un oval durante un entrenamiento de esta semana en La Toba 3. / MARIETA

Marina Duque, capitana del equipo femenino del conjunto blanquiazul, se muestra encantada con el momento actual que vive el club, arropado en sus iniciativas por Fundavi

SANTY MENOR AVILÉS.

Marina Duque (Avilés, 1996), es a sus 21 años una de las artífices del momento actual que vive el Belenos Rugby Club, sin duda el mejor de su historia. Desde que llegó a la entidad la pasada temporada, animada después de participar en torneos seven de verano, su implicación no ha podido ser mayor. Hermana del zaguero del primer equipo Iyán, Marina ha ayudado en los entrenamientos de los más pequeños, ha ejercido como monitora en el campus del club, es la capitana del recién creado equipo femenino y es la primera que se ofrece cada vez que el presidente, Felipe Blanco, pide ayuda para cualquier trámite o gestión.

Todo ello debido a su pasión por el rugby, deporte «al que me enganché desde el primer momento», y por su sentimiento por el Belenos, el cual crece cada día. «No me veo jugando en ningún otro equipo y estaré aquí, ayudando en lo que haga falta, mientras esté en Asturias», asegura. Marina está «encantada» de ver el crecimiento del club. «Es impresionante. Desde que llegué el año pasado, todo se ha multiplicado. Si antes éramos tres chicas ahora somos dieciocho, el equipo sub14 ha crecido muchísimo, las categorías inferiores también... es una pasada ir a los torneos de los 'peques' y ver cuántos son y lo bien que se lo pasan con el rugby».

Ella no es menos, pues esta temporada ha sido la de su debut en competición oficial de clubes. «Empecé a jugar el año pasado y fui convocada a un par de partidos con el Gijón, donde estábamos cedidas al no haber equipo femenino en el Belenos. No jugué, así que mis primeros partidos fueron en la liga universitaria. En clubes, con el Belenos, llevamos dos concentraciones y el partido amistoso frente al Bierzo, y la verdad es que cada día me gusta más y animo a todas las chicas a que lo prueben».

En ese sentido, Marina se aleja de los tópicos y los estereotipos. «Lo mejor del rugby es que es un deporte para todo el mundo. Es diferente y se hace mucha piña. ¿Los golpes? Son lo de menos, el 5% de lo que es el rugby». La «orgullosa» capitana del equipo pone ejemplos. «Hemos realizado dos viajes con el equipo masculino, al Bierzo y a Santander, y nos lo hemos pasado muy bien, sobre todo a la vuelta. En el rugby, como digo, se hace mucha piña y eso es muy importante para que la gente se enganche». Además, la joven jugadora avilesina se queda con que «las chicas del equipo de entre 14 y 16 años están haciendo un 'grupín' muy guapo y eso es muy importante. Somos un equipo muy joven y ojalá todas quieran seguir la próxima temporada para que esto pueda seguir creciendo».

Marina no se olvida de la confianza que desde el primer momento le ha dado el presidente del club, Felipe Blanco. «No me esperaba ser capitana y me hizo mucha ilusión. Desde que llegué al club lo he hecho todo de manera desinteresada y mi objetivo no es otro que estar involucrada en el club para que siga creciendo y ayudar a las chicas a que no les falte de nada». También tiene palabras para el entrenador Jordi Sánchez, culpable «al 80% de que esto haya salido adelante. Él tomó la idea con mucha fuerza y a partir de ahí se fue moviendo todo el mundo. Ahora, tenemos que seguir trabajando para que esto solo sea el punto de partida».

Sobre Fundavi, la capitana tiene claro que «es lo que arropa al club en sus iniciativas. Es lo que nos impulsa en nuestro crecimiento y es algo que a la gente que formamos parte del club nos llega».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos