Piragüismo

Bouzán sopesa renunciar el próximo año al Sella enojado con la organización

Álvaro Fernández Fiuza, a la izquierda junto su esposa Laura, con Walter Bouzán y su mujer Cristina celebraron la octava victoria . / E. C.
Álvaro Fernández Fiuza, a la izquierda junto su esposa Laura, con Walter Bouzán y su mujer Cristina celebraron la octava victoria . / E. C.

Su compañero Álvaro Fernández Fiuza afirma que «trataré de convencerle, porque yo ya estoy pensando en el noveno»

J. L. C. RIBADESELLA.

Walter Bouzán no tiene claro que participe en la próxima edición del Descenso Internacional del Sella. La decisión de comunicar tarde el Codis que se abría el porteo de la Boticaria, cuando otros palistas llevaban tiempo entrenando en esta zona del río con la consiguiente ventaja, enojó al ocho veces campeón del descenso, que se está pensando de forma muy seria si tomará parte en la prueba. A ello se une el hecho de que estrenará paternidad en febrero y quiere disfrutar al máximo de la misma. Su compañero, el gallego Álvaro Fernández Fiuza intenta desde ya convencerle para que puedan conquistar juntos su novena corona.

«No sé si me compensará disputar el próximo Sella, porque es algo que tengo que valorar y mucho», comentó a EL COMERCIO ayer el ocho veces campeón del Sella. No quiso volver a abundar en el asunto de la Boticaria, aunque reconoce que «fue una decisión que nos molestó y no solamente a mí y a Álvaro, sino a otros palistas que también vinieron a disputarlo».

El palista de Llovio añadió que «llega un momento que hay que poner punto y final, porque no vamos a estar ahí eternamente o a esperar a que nos ganen o que vengan otros y nos retiren». Además, el riosellano será padre en el mes de febrero «y tendré que buscar tiempo para los entrenamientos».

No obstante, un día después de la gran victoria bajo el Puente de Ribadesella, comentó que «tuvo su mérito ganar, pese a la Boticaria, pero ahora lo importante es disfrutar de este triunfo, que no es poco».

Fiuza, por su parte, dice que «claro que nos molestó que permitieran el porteo y tenemos motivos para estar cabreados, sobre todo Walter que tiene un mayor carácter», aunque para el palista del Grupo Covadonga le queda la gran satisfacción de que «demostramos que somos los mejores con Boticaria o sin ella».

En este sentido, el piragüista de Pontevedra está eufórico tras celebrar anteanoche por todo lo alto la victoria sellera y está pensando ya en el noveno Sella, «aunque tendré que convencer a Walter que, por el momento, no está muy seguro de bajar el Sella el año que viene».

Bouzán y Fiuza están centrados en el Campeonato del Mundo que se celebrará el 10 de septiembre en Sudáfrica y tendrán este fin de semana en Trasona un control de nivel.

La pareja astur-gallega tras queda fuera del Mundial el año pasado al quebrar el timón, este año se clasificaron y lograron la medalla de plata en el Europeo, a pesar de que les rompió una pala y protagonizaron una espectacular remontada que les proporcionó el subcampeonato.

Esta presea continental, unida a su octava victoria seguida en el Sella, les invita a ser optimistas ante la cita del próximo mes. Bouzán y Fiuza quieren demostrar que son los mejores tras haber conquistado dos veces el Campeonato del Mundo de maratón. Pero no lo ven nada fácil, aunque ambos coinciden en señalar de forma clara que «sería fantástico sacar una medalla, ya que pondríamos el broche de oro a un año excelente de resultados».

Bouzán es más cauto y advierte de que «ganar el Mundial sería un sueño, pero con el nivel que hay si entramos en el podio es para estar más que contentos». Mientras, Álvaro Fernández Fiuza va más allá y subraya que «estamos con mucha moral tras este Sella y claro que aspiramos a lo más alto después de haberlo preparado a conciencia a lo largo de la temporada». Asimismo, los reyes del Sella asume, no obstante, que será complicado, «porque Sudáfrica en un país en el que el piragüismo de maratón tiene una tradición y habrá un gran ambiente».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos