Concurso Hípico Internacional

El concurso hípico se reivindica en la edición que sopla 75 velas

Varios jinetes entrenando en la pista de tierra./D. ARIENZA
Varios jinetes entrenando en la pista de tierra. / D. ARIENZA

El certamen gijonés contará con una notable participación a pesar de la importante competencia que representan otras pruebas del calendario internacional

TONI BERGES

Concluyó la espera. Durante 75 años, Las Mestas ha visto como los aficionados a la hípica en Asturias señalaban en sus calendarios los días de concurso en rojo como los más importantes para disfrutar del CSIO, un certamen que tras no pocas trabas ha visto como un año más vuelve a lucir como el evento más importante de España en cuanto a la Hípica se refiere.

Desde que en 1942 se corriera el primer concurso de saltos han ido sucediéndose las competiciones en Gijón para alcanzar este 75 aniversario con el arraigo y costumbres que han hecho que sea una cita diferente y de la que el público está pendiente durante el año.

A partir de hoy, ese público irá llenando Las Mestas paulatinamente para llegar a abarrotarlo los últimos días.

Un total de 74 jinetes, 18 países y 212 caballos entre los dos concursos que se celebran desde hoy en Las Mestas. Ya ha pasado más de un año desde que Dermott Lennon se alzara con el máximo galardón de la edición 2016, tiempo en el que la actividad ha sido determinante en los despachos. Tras la decisión de la Federación Internacional de replantear el calendario a finales del año pasado otorgando un solo concurso oficial a cada país, el ente federativo nacional optó por Barcelona. Sin embargo, una nueva reconsideración mantenía la Final de la Copa de Naciones en la Ciudad Condal y la recuperación de la 'O' para Gijón.

La competición hípica en Las Mestas llega a su 75ª edición, de las cuales 55 han sido internacionales. Lo caprichoso del calendario ha hecho que una vez más la participación esté condicionada. Tras la reciente disputa del Campeonato de Europa en la ciudad sueca de Göteborg, los jinetes se han ido repartiendo por diferentes pruebas del calendario mundial y el hecho que coincida en el tiempo, por ejemplo, con la disputa del Concurso de Bruselas, ha supuesto una merma en la participación. La competición belga, conviene no olvidarlo, acapara gra parte de la élite tanto por la situación geográfica como por la cuantía económica de los premios.

El programa técnico y deportivo de la competición no ha variado respecto al año pasado y por cuarto año, la relación y distribución de las pruebas es el mismo. También lo es la dotación económica con lo que un total de 465.900 Euros serán repartidos a lo largo de todas las pruebas. Los días pares del concurso (2º, 4º y 6º) serán de nuevo los más relevantes.

Para mañana está señalada la primera cita importante, la Copa Princesa de Asturias que con 61.800 Euros a repartir es la prueba más importante del evento después del Gran Premio. Hace ya 4 años que se trasladó a ese segundo día de competición para hacerla más atractiva. Clasifica para la prueba más importante del certamen y es donde los mejores empiezan a mostrar sus credenciales. El egipcio Abdel Saïd fue el vencedor del año pasado.

El sábado, a mediodía, se disputa la Copa de Naciones. La competición por países más importante y que este año congregará a menos países de los habituales. A efectos de clasificación no tiene importancia tras la renuncia de Luxemburgo y Dinamarca a disputar frente a Gran Bretaña la última de las plazas que restan para la Final de Barcelona. Es precisamente el combinado británico quien defiende el entorchado logrado en 2016.

Y para cerrar el concurso, el Gran Premio, la competición más importante de este 75º aniversario del CSIO que este año no tiene un favorito claro a la vista de la participación. Se da la circunstancia de que está presente el binomio que lo consiguió el año pasado, la yegua 'Loughview Lou Lou' con su jinete irlandés Dermott Lennon aunque no ha estado en los primeros puestos de los concursos importantes.

Las apuestas, como viene siendo tradicional en la competición gijonesa atraerá a mucho público, seducidos por el espectáculo y la posibilidad de jugar a adivinar los ganadores de las pruebas. Es una de las costumbres con más arraigo dentro del concurso hasta el punto que difícilmente se puede concebir un hípico sin apuestas. Es extenso el debate entre los jinetes sobre su conveniencia o no, sobre todo dentro de la participación extranjera. Desde hace siete años se efectúan mediante un sistema informático que lo hace mucho más sencillo. Además, está el añadido de que los apostantes tienen cumplida información de todo cuanto acontece en cada serie, con las variaciones y fluctuaciones de la cuota pagada a cada caballo tanto en la apuesta simple como en la gemela. También, aunque con el método tradicional y genuino, la apuesta triple gemela que tantos adeptos y simpatizantes tiene en Gijón.

En cuanto a los deportistas más destacados que han elegido el Concurso gijonés hay muchas caras conocidas para el público asturiano aunque, en la misma medida, convendría señalara a los ausentes. A la ausencia adelantada por EL COMERCIO de Sergio Álvarez Moya, hay otras bajas de última hora. A pesar de que tenían confirmada su presencia en Gijón no estarán finalmente la francesa Penelope Leprevost y el saudí Abdullah Al-Sharbatly.

El francés Kevin Staut es la figura más destacada en cuanto al ránking puesto que ocupa el Nº3 de la clasificación. El caballo con el que ha estado en los lugares más altos de los últimos concursos es 'For Joy Van't Zorgvliet HDC'.

Tras unos años de ausencia, vuelve a Gijón una de las animadoras de las últimas ediciones. La amazona británica Laura Renwick que colecciona ya una considerable serie de trofeos en el verde de Las Mestas por su velocidad a la hora de montar y su manera de concebir la competición saliendo siempre a por el triunfo.

La delegación irlandesa quizás sea la favorita para acaparar los triunfos del certamen. Destaca como mayor exponente dentro de la clasificación mundial, Billy Twomey, jinete que ya sabe lo que es ganar pruebas en Gijón y que viene con dos caballos que están en un buen momento de forma como son 'Diaghilev' y 'Arcolum Duke' que compitieron con buenos resultados en el CSIO de Dublin.

Y otro conocido de la afición gijonesa repite en el concurso como el holandés Jur Vrieling, jinete que se ha asentado en el Top 50 del ránking y que junto a Eric Van der Vleuten, campeón de Europa de Jóvenes Jinetes hace unos años intentarán llevar triunfos al equipo holandés en esta edición.

En cuanto a la participación española figuran 18 inscritos entre los que se contabilizán tres jinetes asturianos. El sevillano Manuel Fernández Saro es el más destacado y viene a Gijón con 'Santiago de Blondel' como montura más importante. Los emergentes Iván Serrano (que sustituyó a última hora a Diego Pérez Bilbao) y Julio Arias vienen pisando fuerte y compitiendo muy bien en los concursos veraniegos. Completa el equipo de Copa de Naciones, el avilesino Gerardo Menéndez Mieres y el gallego Gonzalo Añón.

Ya solo queda que el tiempo acompañe pese a que las previsiones no son buenas y a disfrutar de estos seis días de hípica de alto nivel en una edición tan señalada.

Fotos

Vídeos