Craviotto ya se centra en la piragua en Trasona

Saúl Craviotto, ayer, en el gimnasio del Centro de Tecnificación de Trasona. /  RFEP
Saúl Craviotto, ayer, en el gimnasio del Centro de Tecnificación de Trasona. / RFEP

El deportista deja atrás su victoria en Masterchef e intensifica sus entrenamientos con vistas a lograr su quinta medalla olímpica

E. ALONSO GIJÓN.

«Practiqué el menú de la final de Masterchef Celebrity once veces en cinco días. A dos horas cada vez... calcula». Saúl Craviotto (Lleida, 1984) se encontraba como pez fuera del agua en el programa. Pero se trata un hombre perseverante, que mantiene sus ideas fijas y que se muestra seguro de sus posibilidades en cualquier medio. De hecho, entró en la segunda edición de la versión con famoso del concurso gastronómico de La 1 sin tener ni idea de cocina. Pero ahora, toca de nuevo el agua. Se acabó el año sabático. El descansar un poco tras 17 años sin parar.

El cuádruple medallista olímpico ha vuelto al Centro de Tecnificación de Trasona. Craviotto intensifica ahora sus entrenamientos, iniciados en el mes de octubre, de la mano de su entrenador, Miguel García, con la mente puesta en los Juegos de Tokio 2020. Allí le espera su quinta presea olímpica.

«Ahora vuelvo a lo mío, centrado en el piragüismo e intentando ir por la quinta medalla en Tokio. Me toca entrenar y dejarme la piel en cada entrenamiento», asegura el deportista en declaraciones recogidas por la Federación de Piragüismo. El leridano, pero afincado en Asturias, centra sus proyectos en el K4 500 y el K1 200, ya que la distancia de 1.000 metros, reconoce, «me queda muy larga».

Su nueva meta es meterse en el K4, novedad en el programa de Tokio 2020 y que parte, a su juicio, «de una base espectacular». «Es un reto muy difícil, pero me motivan más todavía y, si puedo aportar, lo haré y, si veo que no, porque lo que hago es igualar o restar, ya veré lo que pasa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos