El Descenso del Sella se hermana con la Regata del Río Negro argentino

LXXXI Desenso Internacional del Sella. /EFE.
LXXXI Desenso Internacional del Sella. / EFE.

Se trata de la maratón piragüística más larga del mundo y el río más lejano con el que se hermana la prueba asturiana

EFEOviedo

El 82 Descenso Internacional del Sella se estrena con el hermanamiento entre el río asturiano y el Río Negro argentino, cauce en el que se verterán aguas del propio Sella el próximo 13 de enero.

El acto se celebrará con motivo de la Regata Internacional del Río Negro, la maratón piragüística más larga del mundo y el río más lejano con el que se hermana la prueba asturiana, ha informado la organización de la competición asturiana.

Las aguas del Sella que viajarán a la ciudad argentina de Viedma serán recogidas en Covadonga, lugar al que se dedica la próxima edición del descenso, y el encargado de llevarlas hasta el cauce del Río Negro será el presidente del Comité Organizador del Descenso (CODIS), Juan Manuel Feliz, quien acudirá al acto de conclusión de la regata argentina en el que serán mezcladas ambas aguas.

Para Feliz el hermanamiento entre ambas competiciones resulta "muy interesante y emotivo" porque piragüistas argentinos de la provincia del Río Negro son algunos de los muchos que van todos los años al Sella, compartiendo "convivencia" personal y deportiva con los piragüistas asturianos.

"Ya hay un hermanamiento de facto entre palistas y ahora lo habrá entre ríos", ha explicado el propio presidente del CODIS, que considera el vínculo especialmente "gratificante" al tratarse de uno de los puntos geográficos más alejados a los que ha llegado el Sella, "en otro hemisferio y en la Patagonia".

Con motivo de este primer acto de la 82 edición del Descenso Internacional del Sella se añadirá también una flecha en el monolito que la Asociación de Selleros ha levantado en el Parque de la Concordia de Arriondas, donde se recogen los ríos con los que se ha hermanado el Sella y donde aparecerá ahora la distancia entre Arriondas y Viedma.

Además, durante la víspera del descenso del Sella, el próximo 3 de agosto, se procederá a realizar la segunda parte del hermanamiento, que en esta ocasión consistirá en el vertido de agua del Río Negro en el Sella y que coincidirá con la ceremonia de izado de las banderas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos