Elena Fernández y Nathanael Soulard triunfan en el Trofeo de La Magdalena

Pablo Alonso, a punto de iniciar una prueba. /  MARIETA
Pablo Alonso, a punto de iniciar una prueba. / MARIETA

La nadadora avilesina continúa aumentando su palmarés en una competición que por equipos se llevó el Camargo cántabro

SANTY MENOR AVILÉS.

La medallista nacional del Club Natación Avilés, Elena Fernández, cumplió con los pronósticos y se hizo con el triunfo femenino en la trigésimo segunda edición del Trofeo Internacional de La Magdalena, organizado por el club al que pertenece. La joven nadadora avilesina, que sigue aumentando su palmarés, cerró la competición logrando el triunfo en 50 espalda, logrando la mejor marca de 16 años de la historia de su club.

Elena estuvo acompañada en el podio absoluto individual por el nadador francés Nathanael Soulard, que evidenció sus marcas acreditadas dando una auténtica exhibición de natación en la abarrotada piscina del Quirinal, que ayer acogió una doble sesión con la que el campeonato puso el punto y final. También en categoría individual hubo un oro de la comarca, pues Arbidel González, de la Escuela de Natación Corvera, se subió a lo más alto del podio en la clasificación general infantil masculina.

El buen campeonato realizado por el Club Natación Avilés, que finalizó en sexta posición, se puso de manifiesto de nuevo en los relevos, como ocurriera en la primera jornada, celebrada el miércoles. Y es que el relevo 4x50 estilos femenino, compuesto también por Elena Fernández, Paula Alonso -que del mismo modo juega al fútbol en el Femiastur-, Gloria Ramos y Aida Álvarez, volvió a conseguir la medalla de oro, bajando en diez segundos la marca acreditada.

La prueba más emocionante de la doble sesión fue el 8x50 libre mixto, en la que el primer clasificado fue el Camargo, el segundo el Saint Nazaire y el tercero el Avilés, propiciando una curiosidad, pues el conjunto avilesino está hermanado en España con el cántabro y en el extranjero con el francés. Podio pues para tres clubes cuya relación excede lo meramente deportivo.

Precisamente el conjunto cántabro, a priori favorito a la victoria, no quiso defraudar a los apostantes, subiéndose a lo más alto del podio. Su principal rival, el Ciudad de Alcorcón, no tuvo su mejor competición y se tuvo que conformar con la cuarta plaza, con el Ciudad de Oviedo segundo y El Valle tercero. A pesar de que el turrón navideño pasó factura, los clubes participantes se marcharon satisfechos con las marcas y con la organización del trofeo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos