Vic González cumple su sueño y consigue billete para los Juegos Paralímpicos

Vic González posa en una imagen promocional de los Juegos Paralímpicos de Invierno. /  V. G.
Vic González posa en una imagen promocional de los Juegos Paralímpicos de Invierno. / V. G.

El deportista ovetense se convierte en el primer asturiano que obtiene plaza para la gran cita de los deportes de invierno adaptados

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

En la tarde de ayer, Vic González recibió un mensaje en su móvil con un dato que desconocía. El deportista ovetense sabía desde el pasado 21 de diciembre que se había clasificado para los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang, pero nadie se percató entonces de que se trataba además del primer asturiano que se hacía con una plaza en la gran cita de los deportes de invierno adaptados. «Me lo ha dicho el presidente de la Federación Nacional y después de lo confirmó el de la regional. Para mí es todo un orgullo», reconoce.

El camino hacia el evento surcoreano se convirtió en la gran motivación para Vic González tras confirmarse la lesión medular que sufrió el 22 de febrero de 2015 mientras practicaba snowboard en alta montaña. El pronóstico de los médicos tras operarlo de la fractura de las vértebras C5 y C6 era de tetraplejia, pero el ovetense no se rindió. En el mismo hospital de Vall d'Hebron donde se encontraba convaleciente le prometió a su madre que competiría en unos Juegos Paralímpicos pese a que entonces no lograba aún mover un solo dedo de su pie.

Vic González participará en Pyeongchang en las dos disciplinas de snowboard, snowboardcross y banked slalom, que se disputarán el 12 y 16 de marzo respectivamente. El ovetense se encuentra en la actualidad concentrado con el equipo nacional en Baqueira.

El deportista asturiano afronta en estos momentos una de las fases más exigentes de su preparación, tras haber competido en los últimos meses en campeonatos en Austria, Italia y Finlandia. Las jornadas comienzan para él a las siete de la mañana y se prolongan hasta última hora de la tarde. El trabajo técnico y las sesiones de gimnasio ocupan buena parte de su planificación semanal.

González admite que la clasificación para la cita olímpica ha sido más exigente lo que esperaba en un principio. «Siempre pensé que lo iba a conseguir, pero ha sido difícil. Me encontré mucha competencia en un deporte, el snowboard adaptado, que ha evolucionado muchísimo en los últimos años. La clasificación ha sido durísima», afirma.

Ahora, Vic González encara sus últimas semanas de entrenamientos antes de viajar a Corea del Sur con el objetivo de lograr una medalla en cualquiera de las dos disciplinas en que participará, aunque sin obsesionarle el metal. «Yo estoy dando lo máximo. Si no gano será porque otros lo harán mejor y lo merecerán más», asegura el asturiano. Sería el colofón a un sueño que, como él mismo admite aún emocionado, «comenzó en la cama de un hospital».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos