«La labor que Fundavi hace por el deporte avilesino es fundamental»

Nicolás de las Heras realiza estiramientos, ayer en el Parque de Ferrera. /  PATRICIA BREGÓN
Nicolás de las Heras realiza estiramientos, ayer en el Parque de Ferrera. / PATRICIA BREGÓN

Nico de las Heras, uno de los becados por sus logros en 2017, repasa su fulgurante ascenso en las pruebas de veteranos tras ser a los 14 años campeón de España de canoa

SANTY MENOR AVILÉS.

Uno de los becados esta semana por la Fundación Deporte Avilés esta semana, amén de sus logros obtenidos en 2017, es Nicolás de la Heras (Avilés, 1964), atleta veterano que, tras ser campeón de España cadete de C-2, regresó al deporte de competición hace ocho años con la ilusión de un juvenil, esta vez centrándose en el atletismo y las carreras por montaña.

Ante todo, De las Heras agradece «el apoyo que desde Fundavi se le da tanto al deporte como a los deportistas avilesinos. En mi caso, más allá de la aportación económica, que siempre ayuda para el material y las inscripciones de las carreras, me enorgullece el reconocimiento. La Fundación siempre está al lado de nosotros y sin duda su ayuda es fundamental a todos los niveles».

Pese a «no tener un físico demasiado bueno para hacer deporte», De las Heras lo lleva practicando prácticamente desde que nació. Sus primeros pasos fueron «en la Atlética Avilesina, con Toso Muñiz de presidente y Julio Fernández como entrenador de piragüismo. Era un espectáculo cómo entrenaba y fruto de ello del club salieron grandes piragüistas, alguno de ellos, como Iván, olímpico. Yo, al igual que otros compañeros, conseguí ser campeón de España cadete de C-2 500 cuando se instauraron las pruebas de canoa, que hasta entonces no existían».

Su periplo en el piragüismo, «un deporte muy vocacional» concluyó a los 17 años, cuando se fue a Santiago de Compostela a estudiar Farmacia. «Ahí dejé el deporte de competición. Siempre seguí practicando varias disciplinas, porque me encanta, pero no volví a competir hasta hace ocho años, en 2010».

Todo fue por culpa de la exigente carrera de montaña Travesera. «La fui a ver un año en el que participaba un amigo mío y me encantó. Se convirtió en mi objetivo y en cuanto pude la corrí, consiguiendo acabarla». Desde entonces, De las Heras suma «seis» y la sigue poniendo por encima de «campeonatos de España y otras pruebas que puedan llamar más la atención. Es la mejor prueba que hay y de la que estoy más orgulloso», asegura. El destino quiso que su último subcampeonato de ultratrail fuese precisamente en dicha competición, «lo que significó una alegría doble».

Desde 2010, en carreras de montaña y representando al Cafés Toscaf GMEA (Grupo de Montaña Ensidesa Avilés), el atleta avilesino acumula dos campeonatos de Asturias, una Copa de España y un subcampeonato. Además, hace dos años, federado para este tipo de pruebas con la Atlética Avilesina, «club al que tengo que agradecer el deportista que soy hoy, por formarme tan bien cuando era pequeño», De las Heras ha sido «campeón de España de 100 kilómetros» y ha logrado «la cuarta mejor marca absoluta de los últimos dos años en las 24 horas de Barcelona, con 216,909 kilómetros recorridos». Esto último, con el objetivo de participaron los próximos campeonatos de Europa y del mundo de la modalidad.

Su mérito es difícil de calcular, pues compagina seis días de entrenamiento y las competiciones con la farmacia que regenta en Grado y con una vida familiar que incluye tres hijas, dos de ellas atletas también de la Atlética Avilesina, aunque «yo no les he inculcado nada, la verdad», sonríe. «Lo hacen para divertirse y yo intento meterme lo menos posible». Sus entrenamientos comprenden el Gorfolí y «sesiones de elíptica, core y algo de pesas, pero muy poco», escapándose cada vez que puede a «Somiedo, Ubiña, Redes... vivimos en el paraíso de las carreras por montaña. Tenemos muchos sitios para ir a entrenar y disfrutar».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos