PESCA

Las lluvias enturbian los ríos que solo dan dos salmones

El Sella y el Cares dieron los únicos ejemplares tras los dieciséis del pasado viernes, que supusieron la mejor jornada en lo que va de temporada

J. L. C. GIJÓN.

Cara y cruz. Después que el pasado viernes se produjese la mejor jornada en lo que va de temporada, ayer sábado sucedió todo lo contrario, porque los ríos salmoneros del Principado solo ofrecieron dos ejemplares: uno en el Sella y otro en el Cares.

La principal causa por la que se redujo el número de capturas fue las intensas lluvias que se registraron en la madrugada de ayer, que se prolongaron hasta el mediodía e incluso hasta primera hora de la tarde en muchos puntos de la región.

La peor parte se la llevó la cuenca central del mayor río asturiano, que es el Narcea. Tras las diez capturas del pasado viernes, ayer no se registró ninguna. Su cauce superó en algunas zonas todas las previsiones y en muchos de los cotos tradicionales y en la zona libre apenas se vieron cañas ante la gran abundancia de caudal.

El aguacero que cayó en las últimas horas también afectó en gran medida al resto de los ríos, especialmente a los de la zona occidental como el Eo y el Esva, que pasaron de nuevo la jornada en blanco, aunque en alguno de los dos casos varios pescadores probaron suerte en sus más destacadas reservas.

En cuanto a las dos capturas registradas, el pescador poleso Raúl Sánchez Pérez prendió un ejemplar en el Sella de 5,8 kilogramos, a cebo natural, en la zona libre media de su cauce.

Por lo que se refiere a la del Cares, el madrileño Jaime del Portillo Herreros de Tejada echó a tierra un salmón de 5,8 kilos, a cebo natural, en el coto El Tilo.

En ambos ríos, la lluvia también tuvo su incidencia y se encontraban 'tomados', por lo que los pocos pescadores que probaron suerte desistieron a primera hora de la tarde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos