PATINAJE ARTÍSTICO

«Nuestro objetivo es acercarnos al décimo puesto», dice José Ramón

El grupo show del Club Patín Virgen de La Luz, con el trofeo obtenido en el regional. /  V. L.
El grupo show del Club Patín Virgen de La Luz, con el trofeo obtenido en el regional. / V. L.

El entrenador-patinador del Virgen de La Luz afronta su última competición «con la ilusión de poder despedirme en casa»

SANTY MENOR AVILÉS.

A sus 42 años, José Ramón Rodríguez es una eminencia del patinaje artístico asturiano. Si a nivel individual lo fue todo, en 1997 se incorporó al Club Patín Virgen de La Luz, conjunto al que lleva entrenando y con el que lleva patinando los últimos años. Ahora colgará los patines «porque ya son muchos años, el cuerpo lo nota y la mente también», y qué mejor escenario para hacerlo que «en un Campeonato de España y en casa».

Su última función se llama 'Fuego interior' y tanto José Ramón como el resto del equipo llevan preparándola desde septiembre. «En diciembre se puede decir que la acabamos y en enero la estrenamos en el Campeonato de Asturias, también en El Quirinal, a modo de test para corregir errores». El objetivo en el Campeonato de España que comienza mañana en Avilés «es acercarnos al décimo puesto. El año pasado fuimos décimo terceros y ese es nuestro nivel ahora mismo».

El grupo show del Virgen de La Luz está compuesto por Victoria Romero, Patricia Pérez, Natalia Bango, Andrea Castillo, Nagore Santos, Rebeca Castillo, Jorge García y el propio José Ramón Rodríguez, que ejerce también como entrenador, aunque no de coreógrafo. «La más pequeña es Victoria, con 14 años, y el más mayor yo, con 42. Tenemos un buen grupo y lo más importante este fin de semana es que nos salga bien el número. Hemos ensayado bien y soy optimista. Después, el puesto lo decidirá el jurado».

José Ramón, que lleva en el club veintiún años, está más que orgulloso de que el Club Patín Virgen de La Luz pueda albergar un Campeonato de España de grupos show. «Cuando llegué esto era impensable. Poco a poco, según fuimos compitiendo nosotros, vimos que con esfuerzo económico lo podíamos traer a Avilés, porque aquí hay buenas instalaciones, y por fin lo hemos conseguido. La venta de entradas, sobre todo para el sábado, ha sido buena, y esperamos que todo aquel que se acerque al polideportivo pueda disfrutar del patinaje».

Un deporte que ha sido y es la vida de José Ramón, que a partir de esta competición saldrá del parqué para dedicarse solamente a entrenar. «Tengo 42 años y llega un momento en el que también necesitas tiempo para ti. Entrenar y patinar significa tener trabajo todos los fines de semana y es hora de rebajar un poco la cantidad. Seguiré entrenando al club, que goza de una buena salud, con 30 patinadoras y otro medio centenar en la escuela». De momento, a disfrutar del un nacional de grupos show cuyos favoritos al triunfo son los equipos catalanes.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos