Pablo Suárez se viste de samurái

Suárez Jambrina, junto a su mochilero Dani Comas. /  PEP SEGALÉS
Suárez Jambrina, junto a su mochilero Dani Comas. / PEP SEGALÉS

El ovetense alcanzó dos terceras posiciones en la doble cita del Campeonato del Mundo de 125cc El joven piloto asturiano se convirtió en Japón en el primer asturiano que logra subirse a un podio en el mundial

HUGO VELASCO OVIEDO.

A sus dieciséis años, Pablo Suárez Jambrina difícilmente olvidará lo ocurrido en Japón, segunda parada de la temporada del Campeonato del Mundo de Trial de 12cc. El joven piloto ovetense no se quedará únicamente con la experiencia del largo viaje al país del sol naciente, con sus interminables traslados, ni con la diferencia cultural. Además de todo ello, Suárez Jambrina inscribió una vez más su nombre en la historia del motociclismo asturiano al convertirse en el primer piloto del Principado que se subió a un podio de una cita del mundial de trial.

A pesar de cerrarse su participación entre la elite internacional de los 'equilibristas' de las dos ruedas a escasas semanas del arranque del certamen en Camprodón (Girona), el piloto de Gas Gas logró, ante una de las aficiones que más adoran el trial y en la cuna de las marcas motociclistas más reputadas, un resultado que no hace más que demostrar la progresión de un joven que se inició en el mundo del bike trial en la Sensey Trials Skool de la mano de Javi Alonso y que en estos momentos es considerado para muchos como una de las grandes promesas del panorama trialero nacional.

Por el camino de las estrellas

Desde que se puso a los mandos de una moto en 2006, el ovetense de Trialfactory no deja de acumular éxitos a sus espaldas. A los dos títulos nacionales en categoría cadete y júnior, se le suman varios entorchados regionales, que tienen ahora su continuidad con los dos podios cosechados en las instalaciones del circuito Twing Ring Motegi al concluir las dos jornadas de competición de las que constó el fin de semana en la tercera posición de la categoría destinada a los pilotos más jóvenes. Aquellos que quieren seguir los pasos de Toni Bou, Adam Raga, Jaime Busto o Albert Cabestany.

Junto a su mochilero y gran apoyo, el catalán Dani Comas, con el cual comparte su pasión por el trial y el biketrial, disciplina en la que Suárez Jambrina ya cuenta con dos medallas de bronce en los mundiales de minime, el asturiano se adaptó a la perfección al recorrido dispuesto en Japón al establecer ya en las jornadas previas el mejor registro en la Q2.

Para el actual líder del nacional de trial en categoría TR2, el siguiente reto será subirse a lo más alto del podio, una meta que intentará lograr en la siguiente parada del mundial este fin de semana en Andorra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos