Atletismo

Más que ‘Pájaro’, ave fénix

Ángel David Rodríguez./Efe
Ángel David Rodríguez. / Efe

Ángel David Rodríguez logra en Salamanca, y a punto de cumplir 38 años, la mínima en 60 metros (6.62) para acudir a su quinto Mundial de pista cubierta

MIGUEL OLMEDA

Fea costumbre esa de enterrar a los deportistas conforme van acercándose a la treintena. Está el mundo lleno de ejemplos que se empeñan en acabar con el tópico de que cumplir años conlleva alejarse de la élite. Ruth Beitia puede dar fe de ello, campeona olímpica con 37, y Ángel David Rodríguez se encargó este sábado de corroborarlo. A poco más de dos meses de soplar 38 velas en su tarta, el ‘Pájaro’ voló tan alto como en los viejos tiempos para lograr la mínima que le permitirá estar en la línea de salida en los 60 metros en el Mundial de pista cubierta que se disputará el próximo mes de marzo en Birmingham. Será su quinta cita bajo techo, tras las de 2008, 2010, 2012 y 2016. En 2014 apenas corrió en la temporada invernal.

En un control en Salamanca, lejos de los focos que atraen los mítines de la IAAF, Rodríguez paró el cronómetro en 6.62 segundos, una centésima por debajo de la mínima exigida para estar en el Mundial. Una marca durísima, por otra parte, y es que echando la vista atrás hay que retroceder hasta 2013 para encontrarle un 60 tan rápido. Entonces el ‘Pájaro’ corrió por debajo de 6.60 en tres ocasiones, la segunda de ellas, en Dusseldorf, le valió establecer el récord de España en 6.55. Una plusmarca que prevaleció hasta el pasado 25 de enero, cuando el cubano Yunier Pérez estrenó su nacionalización con un tiempo de 6.53 en Ostrava. De postre, el velocista mostoleño consiguió con sus 6.62 batir su propio récord nacional en la categoría Máster M35 (mayores de 35 años), que logró en 2016 con 6.65.

El mismo Yunier Pérez, en el primer mitin del World Indoor Tour que organiza la IAAF y que se celebró en Karlsruhe, estuvo a punto de volver a batir el récord mencionado anteriormente. Ya en la semifinal se quedó a apenas tres centésimas, y una hora más tarde en la final fijó el crono en 6.54 segundos, una centésima por encima de su plusmarca. Aun así, no pudo con el chino Su Bingtian, que con 6.47 consiguió un nuevo récord de Asia.

Mechaal también consigue su billete

Adel Mechaal, cuarto en el 1.500 en el pasado Mundial al aire libre y vigente campeón de Europa de pista cubierta en el 3.000, rubricó en Karlsruhe la mínima para Birmingham precisamente en esta última distancia, su predilecta. A falta de tres vueltas en una carrera rápida liderada por etíopes y kenianos, el pupilo de Antonio Serrano protagonizó uno de sus ya habituales cambios de ritmo… Parecía decidido a llevarse por delante el récord de España, y le faltaron menos de ocho segundos. Mechaal perdió el primer puesto en los últimos 200 metros, pero cruzó la meta en un tiempo de 7:40.14, la quinta mejor marca española de la historia y la mejor desde 2010.

También en Karlsruhe, el berciano Saúl Ordóñez corrió un 800 repleto de raza en el que peleó de tú a tú con el polaco Marcin Lewandowski y el estadounidense Erik Sowinski, dos habituales en los medalleros internacionales. Sin embargo, su nueva marca personal no le vale el billete a Birmingham por apenas 46 centésimas. Cómo estará de caro para que la décima mejor marca española de todos los tiempos bajo techo, 1:46.96, no valga para acudir a un Mundial.

Mínima que sí certificó, en Salamanca como el ‘Pájaro’, Álvaro de Arriba. El que fuera medallista de bronce en el pasado Europeo de pista cubierta, y llevado en volandas por el célebre Manuel Olmedo como liebre, rompió todos los esquemas con un tiempazo de 1:45.25, el segundo mejor español de siempre indoor. No se quedó ahí el salmantino, que corría en casa, y es que en los últimos cuatro años sólo el prodigio keniano Michael Saruni ha parado el crono por debajo de su marca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos