«Creo que soy el primero que pesca dos campanos consecutivos»

Juan Antonio González, con el ejemplar capturado./Juan Llaca
Juan Antonio González, con el ejemplar capturado. / Juan Llaca

El pescador Juan Antonio González, que ha capturado el campanu de este año, también echó a tierra el primer ejemplar de la temporada en 2017

Lucía Ramos
LUCÍA RAMOS

«Pescar el campanu ha sido inesperado del todo. Me hace una ilusión terrible». Con estas palabras se expresaba el riosellano Juan Antonio González Menéndez, 'El Sastrín', mientras el salmón que conseguía echar a tierra en torno al mediodía pasaba los controles preceptivos en el Centro de Precintaje de El Portazgo. Se da la casualidad de que también fue él quien se hacía el pasado año con el campanu del Sella en el lance de El Barco. En esta ocasión la suerte le volvió a sonreír, pero en El Arcu, en las inmediaciones de la localidad canguesa de Triongo. «Creo que soy el primero que pesca dos campanos consecutivos, es como que te toque la Primitiva dos veces», apuntó, y destacó cómo en ambas ocasiones fue en zona libre.

El ejemplar de este año es, además, considerablemente más grande que el de 2017, cuando pesó poco más de cuatro kilos. El echado hoy a tierra pesa 7,190 kilos, mide 87 centímetros y tiene un perímetro de 46. «El salmón es mucho mayor y además el río estaba en otras condiciones, el año pasado casi seco y éste traía muchísima agua, por lo que el pez trabajó mucho y dio más que hacer, claro. Es un salmón de los que presta pescar», apuntó El Sastrín.

Relató también cómo hoy inició la jornada en el mismo pozo que le dio suerte en la pasada temporada, pero al no obtener resultados decidió hacer oídos sordos a quienes no apostaban por los lances ubicados por debajo de Arriondas y acercarse hasta El Arcu, donde además coincidió con varios amigos. «Es muy buen pozo, pero hay que conocer bien los niveles del agua. Lo saqué yo por casualidad, pues quienes estaban conmigo son muy buenos pescadores», indicó. El cebo utilizado, agregó, fue «completamente natural, de quisquilla con merucos».

Pese a que nada más tener conocimiento de que el campanu era del Sella el regidor de Salas telefoneó a Juan Antonio González, éste declinó la oferta de subastar el salmón en Cornellana. «La subasta será en Cangas de Onís, como el año pasado», aseveró, para regocijo del alcalde cangués, José Manuel Gonález Castro, quien se encontraba también en El Portazgu y no dudó en mostrar su alegría.

Así pues, esta tarde, a las 18 horas, se sabrá quién se hace con la preciada pieza a los pies del Puente Romano. El pasado año, El Sastrín obtuvo 9.900 euros por el campanu del Sella. «Lo que sea esta vez será bienvenido, yo no vengo al río a por dinero, sino a por un pez que es diferente a todos los demás porque es el primero», aseveró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos