Vela

Los pioneros en la Fastnet

Enrique Serrano, Tomás Solarana, Ignacio Macías, José y Ricardo Simal, Fernando Couto, Leopoldo Vigil, Flor Guardado y María Cardín. / DANIEL MORA

'Wanted', patroneado por Ricardo Simal, se convertirá en el primer velero asturiano que tome la salida en esta mítica regata

CÉSAR SÁNCHEZ GIJÓN.

«Lo que van a hacer estos seis gijoneses es una proeza». Así calificó Fernando Couto, concejal delegado de Actividad Económica y Urbanismo, a la difícil empresa en la que se han embarcado Ricardo y su hermano José Simal, Alejandro Cuetos, Ignacio Macías, Enrique Serrano y Tomás Solarana, que el próximo seis de agosto tomarán la salida la Fastnet Race. Esta regata es una de las dos más míticas citas del calendario mundial con la Sydney-Hobart. Lo harán a bordo de 'Wanted', un SWAN 411, que es uno de los cruceros más destacados de la flota asturiana y que ha sido protagonista en las más importantes regatas del calendario regional. Por ello, su equipo fue presentado ayer en su casa, en el Real Club Astur de Regatas, donde su tripulación compareció junto a sus patrocinadores ante los medios de comunicación.

El edil gijonés no regalaba los elogios al calificar así esta prueba, ya que la tripulación que lidera Ricardo Simal será la pionera de la vela asturiana en esta regata que se disputa de forma bienal y que celebró su primera edición en 1925. Además, no es fácil competir en ella, ya que cada temporada cientos de veleros de todo el mundo realizan la preinscripción sin conseguir la plaza.

Es conocida la prueba por exigir a los participantes que cumplan unas estrictas normas de seguridad desde que el 1979 falleciesen 15 tripulantes. Su mítica dureza forma parte de la leyenda que rodea a la regata, que transcurre por las que pasan por ser las aguas más complicadas del mundo para la navegación. En ellas es normal encontrarse con condiciones adversas, con continuas borrascas, corrientes y viento por encima de los 30 nudos de intensidad.

Pero todo ello no es capaz de amilanar a la flota de participantes formada por 350 embarcaciones, con 2.500 regatistas, pertenecientes a veintena de nacionalidades y en la que comparten cartel tripulaciones profesionales y amateur.

Tomarán la salida en el puerto inglés de Cowes, en la isla Wight, al Sur de Inglaterra para cubrir las 600 millas (1.100 kilómetros) de que consta la regata. Desde allí podrán sus proas al Suroeste de Irlanda para rodear el Faro de Rock Fastnet, conocido como 'la lágrima de Irlanda' porque era lo último que veían los emigrantes irlandeses al partir hacia Estados Unidos. Regresarán a Inglaterra y, tras unos cinco días de navegación, la prueba finalizará en el puerto de Plymouth. Navegarán por los canales de Solent y La Mancha y tendrán que superar la dureza del Atlántico Norte.

«El aliento de toda la ciudad»

«Es una prueba de gran exigencia tanto en el aspecto técnico como físico», comentó Fernando Couto, al tiempo que señaló que «tienen el reconocimiento de los gijoneses en este proyecto, que intentarán que sientan el aliento de toda la ciudad que estará pendiente de vosotros».

Las caras de los tripulantes del 'Wanted' reflejaban durante el acto la ilusión de quienes se enfrenta a un gran desafío con la confianza de no haberse dejado nada para que sea un éxito. Una de las claves fue el acierto con el que Ricardo Simal ha sabido escoger a sus tripulantes, que conjugan la experiencia como patrones, e incluso en el caso de Enrique Serrano, como marino mercante, con la especialización en distintos campos. Asi las cosas, Tomás Solarana es médico y realizará funciones de trimer y sanidad. Alejandro Cuetos es bombero y asumirá las funciones de segundo caña y navegante. Ignacio Macías es ingeniero informático y hará de trimer y llevará las comunicaciones. José Simal es fotógrafo profesional y será el responsable de la proa y de inmortalizar la regata.

Temas

Vela

Fotos

Vídeos