El Principado cree que son «casos muy particulares»

Tanto desde la Federación de Piragüismo como desde el Principado se considera que esta marcha paulatina de palistas no es preocupante. Todo lo contrario, desde las instituciones se estima que esta disciplina goza de buena salud dentro de la región. El director general de Deporte, José Ramón Tuero, explica que los clubes asturianos «hacen un grandísimo trabajo y hay un nivel de base importantísimo».

En esta línea, Tuero señala que «la élite, si quiere ir a otros sitios, lógicamente está en su derecho», pero recuerda que no se pueden «hacer excepciones económicas» ya que todas las subvenciones del Principado «se destinan a los propios clubes y actualmente no hay ninguna que se dé directamente a las personas». En opinión del director general, esta salida de piragüistas a otros clubes, principalmente gallegos, son «casos muy particulares, pero no es un sentimiento o deseo que esté generalizado entre los piragüistas asturianos».

Finalmente, Tuero defiende las instalaciones de Trasona, «financiadas cien por cien por parte del Principado», y que son utilizadas por medallistas olímpicos de la talla de Marcus Cooper.

Por su parte, el presidente de la Territorial, Avelino Morís, valora que en Asturias «estamos fuertes y bien», aunque recuerda que «el problema que tenemos es que no podemos competir en el tema monetario con otras regiones como Galicia, que tiene apoyos directos con las diputaciones».

Morís asegura que el Principado «nos apoya en todo lo que puede, a pesar de que tiene muchas limitaciones a causa de la prórroga presupuestaria» y señala que uno de los objetivos prioritarios de la Federación consiste en cuidar la cantera, para fomentar la afición por el piragüismo entre los más jóvenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos