«Me he quitado un peso de encima», reconoce

R. E. MADRID.

«Me he quitado un peso de encima, me quité la espina que tenía clavada desde Sochi», reconocía aliviado Javier Fernández tras lograr la medalla que le faltaba para redondear su trayectoria. Cuatro años de espera tras aquel fallo que le dejó en cuarta posición, fuera del podio que tenía en la mano. Por eso, ayer tras ser tercero reconoció que «no sé si me motivaba la medalla o algo más personal para liberar la presión que he tenido. Me da mucha alegría compartirlo con la familia, con los amigos, con la gente querida», afirmó.

El patinador español explicó que «me sentí un poco más nervioso que el viernes en el programa corto, ya que sabía que era el día definitivo y el programa era más difícil. Pero luego me he sentido bien, me he sentido seguro y el programa ha sido bueno. Todo el mundo ha patinado bien y los pequeños fallos se convierten al final en fallos mas grandes porque los otros patinan muy bien», detalló.

Por eso, reconoció que no es algo que le vaya a dejar marcado. Al contrario. «Ha sido un fallo que, si no lo hubiera tenido, me habría servido para conseguir otra medalla distinta, dar un paso más arriba, pero tampoco es una cosa con la que me vaya a quedar. Unas veces lo hacemos perfecto y otras tenemos pequeños fallos y ya está. Estoy supercontento con mi medalla de bronce», señaló.

El madrileño espera que su éxito contribuya a desarrollar el patinaje en España. «Espero que sí y con el trabajo que haremos en el futuro, va a ayudar. Un trabajo en general, con más pistas de hielo, un centro de alto rendimiento de patinaje, miles de cosas», deseó con su bronce al cuello.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos