Saúl Craviotto hace doblete

Craviotto y Toro, en el esprint final de la prueba de K-2 200 metros, en el que superan a los locales Novakovic y Grujic. /FEP
Craviotto y Toro, en el esprint final de la prueba de K-2 200 metros, en el que superan a los locales Novakovic y Grujic. / FEP

El campeón olímpico sube a lo más alto del podio en las pruebas de K-4 500 y K-2 200 y engrandece el palmarés español en el torneo

José Luis Calleja
JOSÉ LUIS CALLEJAGijón

Saúl Craviotto logró dos oros en la jornada de clausura de los Campeonato de Europa de piragüismo, que concluyeron ayer en Belgrado. El palista catalán, gijonés de adopción, se subió a lo más alto del podio en el K-4 500 metros, junto a Marcus Cooper, Rodrigo Germade y Cristian Toro. El gallego también fue su compañero en la regata de K-2 200 metros en la que también ganó el doble campeón olímpico en Río.

En la primera de las dos pruebas citadas, el cuartero español doblegó por escaso margen a su principal rival por la diferencia de 14 milésimas y menos de 9 centímetros a la terminación del recorrido de medio kilómetro, en una intensa carrera entre ambas embarcaciones con un final apoteósico de los hispanos.

El kayak español, con un crono de 1 minuto, 18 segundos y 559 centésimas, realizó muy bien la estrategia durante el trazado definido por su técnico, el luanquín Miguel García, lo que el valió para sorprender al equipo germano, dominador en los últimos años.

Los piragüistas de ambos equipos se mantuvieron en sus respectivas embarcaciones a la espera de conocer las posiciones oficiales, si bien la clasificación provisional dio primero a Alemania. El resultado definitivo lo recibieron cuando desembarcaron en el pantalán del control de pesaje, lo que supuso una gran alegría.

Asimismo, Craviotto, con Toro, los dos campeones olímpicos de K-2 200 metros, sumaron también el título europeo en esta prueba, en la que los velocistas españoles se mostrado intratables, especialmente en la segunda parte de la regata. Los dos palistas españoles lograron un tiempo de 31.250 y superaron por 138 milésimas a los locales Marko Novakovic y Nebojsa Grujic, que fueron bronce mundial en 2017.

«Estamos muy contentos»

Craviotto comentó al final de la jornada de clausura de estos continentales que «estamos muy contentos y sabe a gloria. Mejor imposible, venir a este campeonato y conseguir dos oros, sobre todo el K-4, que era nuestra prioridad en la distancia olímpica». Y como reflexión añadió que «ahora hay que añalizar otra vez las cosas que hemos hecho bien, las cosas malas que también hubo como cuatro detalles que podemos mejorar» para llegar a la conclusión de que «debemos seguir peleando con los pies en el suelo». El palista de Lérida suma en K-200 metros dos oros olímpicos, tres mundiales y tres europeos para acumular un total de 17 medallas en grandes competiciones.

El tercer oro de ayer para España, que totalizó siete metales en estos Europeos, corrió a cargo de del castellano-manchego Carlos Garrote en K-1 200 metros. Aguantó al lituano Seja y al serbio Dragosavljevic, gran favorito.

Por último, Walz y Germade se hicieron con una buena medalla de plata en K-2 500.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos