Piragüismo

Saúl Craviotto aspira al K4 500 que competirá en Tokio 2020

Saúl Craviotto entrena en Trasona./Marieta
Saúl Craviotto entrena en Trasona. / Marieta

Roi Rodríguez también peleará por una plaza en la embarcación, como Carlos Garrote, Cristian Toro, Rodrigo Germade y Marcus Walz

Santy Menor
SANTY MENORAvilés

El técnico Miguel García, nuevo responsable del K4 500 de la selección española de piragüismo, ha presentado este miércoles en el Centro de Alto Rendimiento de Trasona el proyecto de la Federación para conformar una embarcación de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Para ello, Saúl Craviotto y Roi Rodríguez lucharán junto a Carlos Garrote, Cristian Toro, Rodrigo Germade y Marcus Walz por cuatro plazas que se decidirán tanto en los entrenamientos como en las competiciones a disputar desde el próximo mes de mayo hasta el preolímpico.

El técnico explicó que hay diseñadas una serie de «concentraciones» cuyo fin es formar una embarcación de cara al ciclo olímpico, pruebas de las que saldrán los cuatro deportistas seleccionados para defender los intereses de la Federación Española de Piragüismo en una prueba que en Tokio pasará de 1.000 a 500 metros y que requerirá más «potencia, velocidad, resistencia y fuerza».

«La prueba cambia y las condiciones de los deportistas también, ya que los 1.000 metros requieren resistencia y ahora hablamos de una prueba que estará en torno a 1’ 17’’, uno o dos segundos menos de cara a los Juegos, y que implica más fuerza y resistencia a la velocidad», señaló García. El asturiano calificó la prueba de «explosiva e igualada» y aventuró que se trata de una disciplina con capacidad para «enganchar al espectador», aunque ha reconocido que para él, como seleccionador, es a la vez una «bendición» y una tarea «complicada» la de conformar una buena embarcación.

«El objetivo es mejorar si se puede el combinado que tenemos, que obtuvo plata en el Campeonato del Mundo, o reforzarlo pensando en la clasificación para Tokio 2020. Con tantos buenos deportistas se complica el proceso de selección, pero con tan buenos mimbres mejor será el resultado final», ha avanzado el técnico, que reconoce partir de la «base» del K4 del año pasado, formado por Toro, Walz, Garrote y Germade.

El medallista olímpico Saúl Craviotto, por su parte, explicó que llega con mucha «ilusión» tras haberse tomado su primer año de descanso tras quince compitiendo de manera ininterrumpida, parón que le ha servido para llegar mejor «física y mentalmente» a un proceso de selección que cree «estresante pero positivo» de cara a «verse las caras» con los rivales en competición. Los seis deportistas españoles disfrutarán de unos días de descanso por Navidad, para reincorporarse al trabajo en Sevilla el día 8 de enero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos