«Seguiré mientras el cuerpo aguante»

Chus Fernández, junto a la pileta del Santa Olaya./DAMIÁN ARIENZA
Chus Fernández, junto a la pileta del Santa Olaya. / DAMIÁN ARIENZA

«Me quedan pocas 'balas' para ganar, por lo que las victorias que consigo me animan mucho a continuar» Chus Fernández. Triatleta

CÉSAR SÁNCHEZGIJÓN.

Chus Fernández (Gijón, 1972) se convirtió en el gran protagonista del Santander Triatlón Series, prueba de un circuito nacional que llegó a Gijón el pasado domingo tras arribar previamente en Valencia y Málaga, al conseguir una contundente victoria en la prueba olímpica. Su aportación como técnico y deportista contribuye al buen momento del Club Academia Civil-CNSO.

-¿Cómo comenzó en el triatlón?

-He estado compitiendo toda mi vida. Primero, como nadador en el equipo del Grupo y, más tarde, en el máster y en pruebas de salvamento y socorrismo. Me gustan las travesías que se celebran en el litoral gijonés. Participé en mi primera prueba de triatlón en 1999, pero lo dejé hasta 2008, cuando comencé a entrenar a varios deportistas de esa especialidad.

-No es habitual que un entrenador compita contra los deportistas a los que asesora.

-No lo es, pero, precisamente, eso es lo que hace que nuestro grupo sea muy familiar. Su apoyo tuvo mucho que ver con mi triunfo en Poniente.

-¿El triatlón vive su mejor momento?

-No dejan de crecer tanto en cantidad como en calidad. La gente llegaba antes de otras disciplinas y se adaptaban, pero ahora ya hay deportistas que se forman desde el principio en el triatlón y eso está aportando mucho nivel.

-¿Para el triatlón es importante el apoyo de clubes como el Santa Olaya?

-Es esencial que haya entidades tan fuertes que respalden este deporte para que siga creciendo y que den aún más solvencia a nuestra actividad

-¿Para cuando deja su participación en un ironman?

-Es una modalidad que no me llama a la atención. No solo por su preparación, sino por la prueba en sí misma. Es demasiado larga para disfrutarla. Me encuentro muy cómodo en la media distancia y la prueba olímpica. Metabólicamente son pruebas que controlo, pero el ironman, en un mal día, te puede echar por tierra todo el trabajo, aunque llegues bien preparado.

-¿Entonces hasta cuándo seguirá competiendo?

-A mí lo que más me gusta es entrenar y el día a día. Compito cuando me siento bien. Mientras tenga condición física y sepa que pueda acudir a las competiciones, continuaré. Seguiré mientras el cuerpo aguante.

Un entrenamiento global

-Si entrenarse para un deporte es duro, para tres, como el triatlón, será extenuante, ¿no?

-Es cuestión de organizar el tiempo. El triatlón se ve como tres deportes, pero en realidad es uno. Haces trabajos que tienen transferencia a las otras disciplinas. Al final no es sumar tres entrenamientos, sino hacer uno global para los tres.

-¿La victoria en el Santander Triatlón Series es la mejor inyección de motivación para intentar seguir al más alto nivel?

-Contaba con estar adelante, pero no con vencer con tanta solvencia. Por mi edad, me quedan pocas 'balas' para ganar. Lo que voy consiguiendo me anima a continuar en la competición. En este deporte compites contra ti mismo. Si además ganas, tiene un reconocimiento social, que también es gratificante y eso te ayuda a cargas las pilas. No obstante, también te sientes satisfecho después de una prueba en la que has dado el 100%, aunque no hayas alcanzado el podio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos