«Me siento perjudicado por Tuero», afirma Javier Hernanz

Javier Hernanz. / EFE

Pendiente de su participación en el Mundial, el grupista tuvo que pagar diez mil euros al verse privado de utilizar el catamarán de Trasona

JOSÉ LUIS CALLEJA GIJÓN.

Javier Hernanz, tras el control que efectuó la Federación Española de Piragüismo ayer en Trasona, responsabilizó al Principado de no haber conseguido el resultado esperado. «Ramón Tuero (director general de Deportes del Principado) no nos dejó para entrenar este año con el catamarán, que es vital para la táctica de competición», precisó el piragüista del Grupo Covadonga que tuvo que conformarse con la tercera plaza en la prueba de K-1 1.000 metros que teóricamente podría suponer el billete para el Campeonato del Mundo que se celebrará en Racice (República Checa).

El seleccionador tiene previsto montar un K-4 en el que, en principio, puede quedar fuera Hernanz. Su idea, es meter al cuarto y el sexto clasificados del citado control. Esto supondría la inclusión del palista maliayo Javier Cabañín. Lo cierto es que aún no hay nada decidido y se desconoce qué cuarteto estará a finales de mes en el Mundial.

El piragüista parragués, que todavía tiene opciones de acudir a la cita en la República Checa, explotó contra la Dirección General de Deportes al que acusa de marginarlo. «Ramón Tuero no puso ningún problema de mano cuando empecé a entrenarme con el catamarán, pero al tercer o cuarto día nos dijó que no lo podíamos utilizar más, porque había más gente de mi club que lo usaba».

Hernanz, quinto en los últimos Juegos Olímpicos, contó con el apoyo del presidente de la Federación Española, Juan José Román Mangas, quien avaló el proyecto del grupista para que tuviese hueco en el CAR de Trasona. «No sé si dormí ocho noches y comí veinte días, pero lo que realmente me hacía falta, que era el catamarán, no lo tuve». Así las cosas, tuvo que ir a entrenarse en altura a México y a Italia, en la zona de los Alpes, para completar después su preparación en Sierra Nevada. El palista del Grupo asegura que «todo ello acarreó unos gastos de unos 10.000 euros, pero lo que más me duele es que no me sentí apoyado por mi autonomía». Lo que más le enoja, dice, es que «a Trasona llega gente de fuera, que puede utilizar el catamarán sin problemas, por lo que me siento marginado».

Por su parte, Ramón Tuero no quiso realizar ayer manifestación alguna y tiene previsto ofrecer hoy una rueda de prensa para contestarle.

Copa de España

A partir de las tres de esta tarde, en Trasona, se disputará la Copa de España de maratón. Participarán Bouzán y Fiuza, así como Milín Llamedo. Todos ellos ya están clasificados para el Mundial de la especialidad a finales de septiembre en Sudáfrica.

Fotos

Vídeos