El Comercio

Lorenzo alza el puño eufórico tras lograr la 'pole' en Misano.
Lorenzo alza el puño eufórico tras lograr la 'pole' en Misano. / AFP

Lorenzo vuelve en casa de Rossi

  • El mallorquín da lo mejor de sí para firmar la 'pole' en Misano con un nuevo récord del circuito

«Estoy contentísimo; quizás es la mejor vuelta de mi vida», le espetó Jorge Lorenzo a la cámara de televisión nada más bajarse de su moto. Acababa de rebajar el récord del circuito de Misano y de lograr la 'pole' por delante de Valentino Rossi, el piloto sobre el que pivota este segundo gran premio italiano, y de Maverick Viñales, que pese a no entrar en las apuestas iniciales fue capaz de colarse en la primera línea. «Muchas 'poles' que consigues crees que son las mejores, pero porque te olvidas de las otras», matizó el mallorquín después de su euforia inicial. «Aunque la diferencia que he sacado con el segundo clasificado ha sido mucho más sorprendente que cuando llegas a un circuito y dominas casi todos o todos los entrenamientos y al final haces la 'pole' con medio segundo. Esta vez no me lo esperaba. Quizás conseguir la 'pole position' sí, pero no conseguirla tan holgadamente y hacerla con ese tiempo de 31.8».

Lorenzo deshizo con este resultado el simbólico empate triple a 'poles', 63, con el que llegaron al sábado el mismo, Rossi y Marc Márquez, en una sesión para la que no había un favorito claro. La parrilla dejó a Lorenzo, Rossi, Viñales y Márquez en los cuatro primeros puestos, con Andrea Dovizioso sexto y Dani Pedrosa octavo, dos pilotos que a lo largo del fin de semana han sonado como potenciales candidatos a todo, aunque la Ducati mostró ciertas carencias en un circuito en el que ya habían trabajado antes del gran premio. A esta 'debilidad' se sumó la definitiva baja muy a su pesar de Andrea Iannone, que pese a contar con la aprobación de los médicos del Mundial fue declarado no apto por las autoridades médicas del circuito, que a la postre son las que tienen la potestad de dejar correr o no a los pilotos lesionados. Pedrosa no explotó sus posibilidades en el entrenamiento oficial después de haber asomado con solvencia por primera vez en la temporada.

La salida

«La carrera es una incógnita», analizó Márquez, que para evitar que Pol Espargaró usase su rueda durante la clasificación cortó en su último intento, lo que le impidió pelear por la primera fila. «Una vez más estamos todos muy pegados. Una décima por encima o por debajo y esto en carrera se puede gestionar mejor. La salida es importante y prefiero salir cuarto que tercero con vistas a la primera curva. Intentaré no perder muchas posiciones e incluso ganar alguna. Jorge y Valentino tienen mejor ritmo que Maverick, y luego está Dani, que también lo tiene bien», aseguró el catalán.

Los nombres se repitieron entre los tres favoritos reales, los tres hombres que pelean por un título que Márquez tiene muy bien encarrilado pero para cuya consecución deberá vigilar muy de cerca a Rossi que en Misano tiene la victoria como claro objetivo. «Cuando Jorge está en esta forma intenta escaparse y tendremos que impedírselo, aunque no será el único adversario», analizó el italiano. «También las dos Honda tienen un buen ritmo, Pedrosa tendrá algún problema más en las primeras vueltas saliendo de la tercera línea y Márquez estará ahí desde el inicio. Después está ahí Viñales. También él ha sido muy rápido», añadió.