El Comercio

Rins se complica el título de Moto2 al no puntuar en Japón

Esta vez no. En el Gran Premio de Japón, Alex Rins no pudo sortear en Moto2 sus problemas o incluso sacar ventaja. Llegaba a un punto en la general de Zarco a Motegi y salió de la primera de las tres pruebas transoceánicas en las que se decidirá gran parte de 2016 a 21 puntos del francés. El líder no culminó su golpe en la mesa con una victoria en parte porque dio por bueno el segundo puesto y no quiso arriesgar para tratar de cazar al líder de la carrera desde el inicio, el suizo Thomas Luthi.

Rins ya comenzó con dificultades. Salir desde tan atrás (22) incrementa los riesgos de incidentes: en tres curvas, por un error de precipitación, el pupilo de Pons se iba al suelo. Con Luthi por delante, Zarco fue capaz de ir marcando su ritmo mientras se quitaba de encima a pilotos como Nakagami o Morbidelli. Situado en el segundo puesto, tomó el camino más conservador y decidió mantener una situación muy favorable.

Binder, campeón en Moto3

El italiano Enea Bastianini (Honda) logró su primera victoria de la temporada y la segunda de su carrera deportiva al imponerse por escasamente 17 milésimas de segundo al surafricano Brad Binder (KTM), matemáticamente campeón del mundo de Moto3 en 2016, en el Gran Premio de Japón de la categoría que ayer se disputó en el circuito de Motegi.

Junto al italiano Bastianini y Binder acabó en el podio el japonés Hiroki Ono (Honda), y con Joan Mir (KTM) como el mejor español en la décima posición.