El Comercio

Óscar Palacio y René Rúa se imponen en el Rally de la Montaña Central

Óscar Palacio y su copiloto René Rúa, con el Ford Fiesta con el que ganaron en Mieres.
Óscar Palacio y su copiloto René Rúa, con el Ford Fiesta con el que ganaron en Mieres. / SITORALLY
  • El binomio firmó el mejor tiempo en todas las especiales de la prueba en la que se pusieron, por primera vez, a los mandos de un Ford Fiesta R5

La quinta prueba del Campeonato de Asturias de Rallys tuvo lugar el pasado fin de semana en Mieres, con motivo de la duodécima edición del Rally Montaña Central. En esta prueba, un referente en el calendario automovilístico asturiano, tomaron la salida 97 equipos, de los que tan solo 54 lograron completar las ocho especiales de la prueba.

Entre el casi centenar de participantes, destacaba la presencia de Óscar Palacio y René Rúa con un Ford Fiesta R5, puesto que no pudieron tomar la salida en Mieres con su habitual Mitsubishi Lancer Evo X R4. Junto al vigente campeón regional, otro de los candidatos a la victoria era Alberto Ordóñez (Mitsubishi Lancer Evo IX), quien en esta ocasión contaba con Francisco Benavides como copiloto. También se postulaba al triunfo el tetracampeón nacional júnior, Ángel Paniceres junto a Francisco Javier Álvarez (Opel Adam R2), quienes se tomaban esta prueba regional como test de cara a su siguiente compromiso en La Nucía.

La cita se inició con la primera de las sorpresas: el abandono de Ordóñez y Benavides por una avería en el motor de su Evo IX al poco de comenzar la especial de Morcín. En ella, Palacio y Rúa se anotaban el mejor tiempo, por delante de unos sorprendentes Roberto Ferrero-Faustino Fernández (BMW 325) y de los hasta entonces, líderes del regional, César Palacio y Roberto Arias (Renault Clio).

Abandonos

La especial de Morcín volvía a dejar muchas sorpresas en su segunda pasada, ya que los dos primeros clasificados del Campeonato de Asturias, César Palacio e Ignacio Braña (Citroën Saxo) tenían que decir adiós a la prueba: el primero por avería en su Clio y el segundo por un toque en el que dañaba una rueda trasera. Estos percances hacían que Palacio y Rúa, quienes lograban de nuevo el mejor tiempo, al igual que en los dos pasos por El Cordal, encabezasen la prueba en su ecuador, con 1:08 sobre Ferrero-Fernández, y 1:14 respecto a Paniceres-Álvarez.

Lo que parecía que iba a ser un duelo por el segundo escalón del podio en las especiales de la tarde, Espinos y Casa Migio, se resolvió en la primera de ellas debido al abandono de Paniceres por un toque con la rueda delantera izquierda de su Adam en un arqueta. Su abandono hacía ascender a Juan José Sánchez Ordiales y Jorge Miranda (Ford Escort MKII) a la tercera posición, a 40,8 segundos de Ferrero-Fernández.

A partir de ese momento, la clasificación no sufrió ninguna variación en su parte alta, al anotarse la pareja del Ford Fiesta R5 el mejor tiempo en todas las especiales. Ferrero y Ordiales, por su parte, no cometían ningún error.

Con todo ello, la prueba llegó a su fin con un Óscar Palacio que revalidaba la victoria de la edición pasada. Este trounfo le pemirte situarse al frente del certamen regional, cuando aún restan tres pruebas para la finalización del mismo.

Roberto Ferrero y Faustino Fernández completaban un rally magistral, en el que su montura no era la más propicia para las especiales, al igual que Juan José Sánchez Ordiales y Jorge Miranda.

La cuarta plaza fue para el binomio David Pardo-José Luis Fernández (Citroën Saxo) y la quinta para Jonathan Álvarez-Adrián Iglesias (BMW M3). En la Automóviles Quinta Cup el triunfo fue para la pareja Adrián García-David de la Puente (Citroën Saxo), mientras que en la Homologastur Turbo Cup la primera plaza se la adjudicaron Joaquín Cristóbal y Jorge Riesgo (Renault 5 GT Turbo).

La siguiente parada del regional de rallys será el 12 de noviembre, con motivo del Rally Parque Histórico del Navia, en Boal.