El Comercio

Suárez Jambrina, en una de las pruebas.
Suárez Jambrina, en una de las pruebas. / MOTOR NEWS EXPRESS

El ovetense Pablo Suárez Jambrina consigue la corona nacional de Trial

  • El joven piloto asturiano se aseguró el título júnior al lograr en Valdemanco la séptima victoria de la temporada

Por tradición, el Trial es una de las disciplinas por excelencia del motociclismo asturiano. Primero, por el plantel de pilotos; después, por el nivel de las pruebas que se celebran en nuestra región, que suele albergar citas tanto del mundial, como del nacional. Si hace unas semanas, la allerana Sandra González se alzaba con el título de la Copa de Españaen categoría Femenino C, el pasado fin de semana fue Pablo Suárez Jambrina quien obtenía el segundo entorchado nacional para los representantes del Principado.

El piloto ovetense sumó la séptima victoria de la temporada, al imponerse en la penúltima cita del certamen, disputada en la localidad madrileña de Valdemanco, en plena Sierra de Guadarrama. Allí, Suárez Jambrina prolongaba su racha triunfal en la categoría júnior, en la que debuta este año tras alzarse la temporada pasada con el cetro nacional en cadete, y donde cuenta todas sus participaciones con triunfos.

Suárez Jambrina completó las dos vueltas al recorrido, dispuesto de 12 zonas de dificultad, con un total de 21 puntos de penalización, por los 45 de los catalanes Sergio Ribau y Eric Miquel, segundo y tercero, respectivamente.

En Valdemanco, otra de las jóvenes promesas del panorama regional, Rodrigo Marchal, se volvió a quedar a las puertas de su primer triunfo en la categoría cadete, en la que también debutó esta campaña.

El langreano firmó una tarjeta de 24 puntos, al igual que el catalán Pol Mediña, pero como ya le sucediese en la cita coruñesa de Carnota el menor número de ceros obtenidos durante la prueba le relegaban al segundo escalón de un podio que completó el nuevo campeón nacional: el gallego Martín Riobo.

Precisamente el rival de Marchal en el Campeonato de Asturias de TR2, Rubén García Coya, acudió a tierras madrileñas a defender la tercera posición en la clasificación de TR4. El lavianés finalizó quinto, pero aun así mantiene el último puesto de honor en el certamen, a falta de la última prueba, que se disputará en la localidad almeriense de Antas.

Finalmente, la presencia asturiana en Valdemanco la completó el recién proclamado campeón de Asturias en TR1, el mierense Adrián Villabrille, quien completaba la prueba en la séptima plaza de TR2.