El Comercio

Las Puch vuelven a lo más alto

Los componentes del equipo gijonés junto a las motos de los dos campeones, Alejandro Rubiera (Puch) y Jorge Curreya (Rieju).
Los componentes del equipo gijonés junto a las motos de los dos campeones, Alejandro Rubiera (Puch) y Jorge Curreya (Rieju). / MCA
  • El Club Asturias logra dos títulos en la Copa de España de Motocross Clásico

Lo que el año pasado nació como un divertimento para un grupo de nostálgicos, este fin de semana tuvo su recompensa. Dos de los pilotos del Moto Club Puch Asturias -equipo fundado en Gijón en 2015 para recuperar la mítica marca de motos- se alzaron en Falces (Navarra) con los títulos nacionales de 80cc Twinshock y 80cc Evo.

Alejandro Rubiera llegaba al Circuito El Vedadillo como líder de la categoría Twinshock y necesitaba sumar tan solo 19 puntos para lograr de manera matemática el título. Con ese amplio margen afrontaba las dos mangas oficiales de la prueba murciana, en la que tomaba una estrategia conservadora para cruzar tercero la línea de meta en ambas carreras. Este resultado le era suficiente para certificar el triunfo final en la categoría con su Puch.

Junto a Rubiera, se subió al podio de El Vedadillo Pedro José Piedra (Puch), quien fue segundo en la prueba y, a la postre, quinto clasificado en el Nacional. Mientras, Andrés Avelino Cabo (Puch) finalizaba séptimo el fin de semana, y concluía sexto en la general de la Copa de España, a tan solo un punto de Piedra.

80 centímetros cúbicos Evo

La otra alegría de la jornada llegó en 80cc Evo, donde partían con opciones matemáticas del título nacional el líder, Jorge Curreya, que compite con el Moto Club Puch Asturias pese a que pilota una Rieju, y Efrén Cab, que llegaba a tierras murcianas como tercer clasificado de la categoría.

Cabo apuró al máximo sus opciones al cetro, con el triunfo en las dos mangas oficiales, pero Curreya, con una quinta plaza en la primera carrera, y la tercera en la segunda, terminaba la prueba como cuarto absoluto. Los puntos que obtuvo en las dos mangas, le fueron suficientes para retener la primera posición del certamen.

En la clasificación final del mismo, Efrén Cabo se quedaba a tan sólo 4 puntos de la segunda posición, que fue para el zaragozano Antonio Pérez, en lo que podría haber sido un doblete de oro para el equipo.

Como ya sucediese en anteriores pruebas de la Copa de España de Motocross Clásico, Pedro José Piedra hizo doblete, al competir también en Twinshock a los mandos de una Yamaha, con la que concluía la prueba en la undécima posición.

Este resultado no hace más que alentar al moto club gijonés para repetir la próxima campaña en la Copa de España, e intentar revalidar los títulos. Además de poder ampliar su presencia en las pruebas, con un mayor platel de pilotos, ante el interés de varios de ellos, a lo largo de este año.