El Comercio

«Me hubiese gustado mucho competir contra Daniel Alonso»

Ander Arana, antes de la entrega de trofeos.
Ander Arana, antes de la entrega de trofeos. / JOSE PRIETO
  • Ander Arana lamenta la avería de su principal rival y reconoce la dificultad de unos tramos «resbaladizos»

Llano, noble y muy cercano, el piloto vasco Ander Arana reconoció nada más finalizar el 40 Rallye de Avilés que «me hubiese gustado competir contra Daniel Alonso, a ver si éramos capaces de luchar por la victoria y comprobar en qué punto se encontraban nuestros coches». Esto no pudo ser y Arana se centró en el triunfo, algo que no era un objetivo claro pero la ambición del vasco puede con todo. «Intentamos salir fuertes por la mañana, las cosas salieron bien y por la tarde decidimos controlar más, algo que nos salió bien».

Al piloto de FMC-UCAV cerró con satisfacción el Rallye de Avilés, en el que competía por primera vez en su carrera. Norteño, se adaptó bien tanto a la ciudad como a las condiciones de la carrera y muestra e ello es que decidió pasar la noche en la ciudad, para regresar hoy al País Vasco con el título bajo el brazo. Para el vasco, el principal hándicap de los tramos fue «lo resbaladizo del asfalto, que hacía que el coche patinara mucho, y las hojas que había en la carretera». Todo ello propició que el equipo tuviese «algún que otro susto a lo largo del rallye».

Con tres triunfos en cinco pruebas, el año del binomio Ander Arana-Artiz Kobeaga ha sido muy positivo, algo que no garantiza su futuro dentro de un mundillo en el que primera la capacidad económica. «Nuestra intención es salir a competir de nuevo, pero todavía no lo tenemos claro. Tenemos que analizar varias cosas».

Con el optimismo por bandera, como en él es habitual, aceptó el golpe recibido Daniel Alonso, que no pudo correr en su casa debido a una avería en el alternador justo antes de salir del parque cerrado. «Fue una tontería, algo que nunca nos había pasado antes, pero nos dejó fuera. Es una lástima, teníamos muchas ganas de correr en casa y conseguir una victoria más, pero no pudo ser y no hay que darle más vueltas», explicaba ayer antes de la entrega de premios.

Alonso tiene claro que «habrá más oportunidades de volver a ganar el Rallye de Avilés y lo intentaremos, seguro». Eso sí, con otro vehículo. «Nuestra intención de 'jubilar' el coche de Malcom Wilson no cambia. Se quedará para alguna prueba de regularidad en el caso de que lo quiera utilizar alguien del equipo, pero no competirá más conmigo y lo guardaremos con mimo, pues es un coche con un gran valor histórico»

En definitiva, «le estoy muy agradecido porque llevamos con él tres años y hemos ganado el Campeonato de España y un subcampeonato de Europa, pero el año que viene correremos con un coche nuevo que esperemos nos de buenos resultados». Lo mejor de la jornada, «poder recibir el trofeo de campeón de España en mi ciudad».