El Comercio

El Dakar arrancará desde Paraguay con una nueva categoría

  • Los vehículos ligeros SSV, más baratos que los todoterrenos y los buggys, son más accesibles para pilotos sin patrocinadores potentes

La salida desde Asunción, en la primera vez que Paraguay acogerá el Dakar, y la nueva categoría de coches SSV (pequeños vehículos con tracción a las cuatro ruedas), serán las principales novedades de la edición 2017 del mítico rally, cuyo recorrido fue presentado ayer en París. La prueba se celebrará del 2 al 14 del próximo enero y recorrerá tres países (Paraguay, Bolivia y Argentina) con un recorrido cercano a los 9.000 kilómetros, de los que 4.000 serán cronometrados.

Los 316 participantes (de 59 nacionalidades y con nueve mujeres en la lista de inscritos) descubrirán por primera vez Paraguay, el vigésimo noveno país que entra a formar parte de la historia del Dakar, y el quinto en Sudamérica. «Paraguay nos permite competir más en el norte del continente. Esto permite desarrollar la carrera en nuevas condiciones, terrenos y dificultades, y un recorrido que es un desafío para los pilotos», explicó el máximo responsable de la carrera, Etienne Lavigne.

«Serán entornos geográficos extremos y condiciones medioambientales muy diferentes, entre las temperaturas tropicales de Paraguay, la altitud de Bolivia y el descenso por el noroeste de Argentina, una parte muy seca, casi desértica», añadió el responsable de ASO, la empresa organizadora de la prueba.

La otra gran novedad de la edición 2017 será la participación, por primera vez, de los llamados SSV, vehículos ligeros y con un motor inferior a los 1.050cc, con los que su coste es inferior al de un todoterreno o un buggy. Este tipo de autos «son más accesibles para aquellos pilotos que no disponen de patrocinadores potentes», justifica la organización. Así, en 2017, diez vehículos de este tipo se disputarán uno de los cinco títulos en juego, junto al de motos, autos, camiones y cuatriciclos (quads).