Alonso estrenará en su coche para Montmeló un revolucionario morro

El morro que monta el nuevo McLaren.
/A. FABREGA
El morro que monta el nuevo McLaren. / A. FABREGA

D. S. DE CASTRO MADRID.

El Gran Premio de España volverá a ser el escenario de la primera cita de la segunda parte de un Mundial en el que, como dijo Fernando Alonso, por fin pueden luchar. No es por ganar, ya que eso solo lo puede hacer con Toyota lejos del 'gran circo', pero sí por acercarse más que nunca al podio. Lo hará en el escenario de su última vez en lo más alto del cajón del campeonato de F-1, un trazado en el que, además, llegarán las primeras grandes evoluciones de todos los equipos.

Los últimos resultados invitan al optimismo: Alonso cuenta las carreras disputadas con McLaren en 2018 por carreras puntuadas, mientras que Sainz espera conseguir un empuje extra de sus fans para, por fin, ponerle las cosas complicadas a su compañero Nico Hülkenberg.

Aunque para muchos el interés estará puesto en los españoles, cuyas máximas aspiraciones están en la zona media, la pelea por la victoria tendrá tanto o más interés. A diferencia de los últimos años, nadie se atreve a dar por ganadores al mismo equipo. Esta vez no hay un Mercedes tan superior o un Ferrari por delante, o incluso un Red Bull que vaya a dar la campanada ya de entrada. Vettel defiende el liderato frente a un Hamilton que por fin ganó antes de aterrizar en territorio plenamente europeo.

Montmeló siempre es escenario de grandes novedades técnicas. McLaren, por ejemplo, ha apostado por un nuevo morro que se va a probar hoy en los libres. Las primeras imágenes dejaron a todos estupefactos: tres agujeros en el frontal, dos perfiles longitudinales en los laterales y una especie de alerón inferior, casi como una continuación del alerón delantero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos