FÓRMULA-1

Red Bull pide paso en Montecarlo y Alonso sufre una nueva avería

D. S. DE CASTRO MÓNACO.

El equipo Red Bull está de celebración esta semana en Mónaco. La carrera más mítica del calendario supone el gran premio 250 para la escudería de las bebidas energéticas en la F-1 y, por cómo ha comenzado, puede convertirse en una amenaza para la pelea entre Ferrari y Mercedes.

Daniel Ricciardo comenzó más fuerte que nadie. En los libres de ayer, que como siempre dejan hoy como día festivo en el Principado, fue el más rápido en las dos tandas. En ambos casos superó a un Max Verstappen con necesidad de reivindicarse.

El regreso de Fernando Alonso no fue tan exitoso como él esperaba. El asturiano apenas pudo rodar en la primera sesión. Cuando había dado apenas cuatro vueltas, una fuga hidráulica obligó a los mecánicos a trabajar a contrarreloj para poner el MCL33 en condiciones, lo que permitió al ovetense no sólo acabar la primera tanda, sino también salir a pista en la segunda. Acabó en una novena posición que le permitirá de nuevo colarse en la Q3.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos