F1

El cambio de motor en McLaren da esperanzas a Alonso en el nuevo curso

Australia marca este fin de semana el arranque de la temporada en la que el Mercedes de Hamilton volverá a ser el rival a batir

D. SÁNCHEZ DE CASTRO MADRID.

Hacer predicciones acerca de un campeonato tan largo como el de Fórmula 1 suele ser tan útil como lavar el coche en un día de lluvia, aunque mucho más divertido. Lewis Hamilton defiende la corona, otra vez, en un año en el que parte como el gran candidato y que salvo sorpresa, tendrá en su mano de nuevo.

El gran trabajo de Mercedes en los últimos años y la estabilidad normativa no invitan al optimismo a quienes no quieran ver un nuevo paseo del piloto. El W09 apunta a ser tanto o más dominante que su predecesor, lo que unido a un Hamilton en su plenitud, puede determinar un año con poca batalla arriba.

En buena medida, despejar esa 'X' de la ecuación dependerá de la labor de Ferrari y Red Bull. Sebastian Vettel, Kimi Räikkönen, Max Verstappen y Daniel Ricciardo tienen la labor de intentar desplazar al británico.

Tanto Ferrari como Red Bull parten como los candidatos al título. Esos aspirantes al trono que esperan hundir al emperador, que además tendrá que tener la mirada puesta a su lado, ya que Valtteri Bottas se ha mostrado dócil por el momento, pero que puede convertirse en un verdadero problema en su zona de confort si no está avispado.

En el box rojo tienen serias esperanzas en esta temporada. Vettel está de dulce, y ya en la pretemporada demostró que tanto él como su compañero parten en un gran estado de forma. En la misma línea están Ricciardo y Verstappen, aunque saben que no solo tendrán que mirar hacia adelante, sino también atrás.

Quitarse a Honda de encima ha sido la mejor noticia que podían tener los ingenieros de McLaren con respecto al año pasado. El MCL33 nace con una nueva alma, creado por Renault, y que pretende darles un salto de calidad que les impedía el motorista japonés. Las dudas en torno a la fiabilidad de los datos obtenidos por Toro Rosso, con nuevo motor suministrado por Honda, y los rumores sobre un vacío legal que les hizo montar ocho motores distintos en ocho jornadas pone en cuarentena esa presunta mejora que han tenido los nipones.

Lo que está claro es que en McLaren están satisfechos. Ser el equipo que menos kilómetros ha rodado en los test de Montmeló no parece preocuparles demasiado, ya que han obtenido datos suficientes como para ser optimistas. ¿Cabe esperar una mejor campaña que 2017? A poco que aguanten, sí.

Fernando Alonso afronta este año una temporada como ninguna otra en su carrera deportiva. Compaginar su labor de piloto de Fórmula 1 con el Mundial de Resistencia le dará el tiempo justo para descansar, pero eso no parece un problema. Su labor con Toyota complementará la de McLaren, y viceversa. Cuando se suba al monoplaza naranja-papaya en Australia tendrán que confirmar las buenas sensaciones que ha dejado durante la pretemporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos